La vacunación a la Policía Nacional y la Guardia Civil arranca con críticas al Govern

Agencia EFE
·2 min de lectura

Barcelona, 3 may (EFE).- La vacunación de más de 4.000 agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Cataluña ha arrancado este lunes con críticas a la Generalitat por el "abandono" a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y con aplausos al Tribunal Superior de Justicia (TSJC) por ordenar al Govern que les inmunice.

La Consellería de Salud de la Generalitat administra a partir de este lunes la vacuna Moderna a los guardias civiles y policías nacionales de Cataluña, en un único punto por cada provincia, con el objetivo de alcanzar el jueves próximo el 80,3 % de los agentes inmunizados -la misma proporción que los Mossos-, lo que supondría poner una dosis a 2.065 agentes de la Policía Nacional y a 2.333 de la Guardia Civil, a un total de 4.398.

En declaraciones a los periodistas a las puertas de la comisaría de la Policía Nacional en la Zona Franca, el punto donde se inmunizará a los agentes de ambos cuerpos en Barcelona, el portavoz de Jupol, Pablo Pérez, ha agradecido al TSJC que haya ordenado a la Generalitat que vacune a policías nacionales y guardia civiles ante el "abandono" que han sufrido por parte de la Generalitat y los "ojos ciegos" de los Ministerios de Interior y de Salud.

"Esperamos que esto no siga sucediendo como en los últimos años", ha indicado el portavoz el sindicato policial, que ha lamentado que hayan tenido que recurrir a instancias judiciales para poder ser vacunados en Cataluña.

Por su parte, la portavoz de la asociación de la Guardia Civil Jucil en Cataluña, Milagros Cívico, ha destacado que gracias al TSJC les van a inocular y ha rebatido a la Generalitat, asegurando que la vacunación de los agentes no paralizará el proceso para ningún colectivo, y menos para el de mayores de 70 años.

"Si nos hubiesen vacunado antes no hubiésemos tenido que interponer la demanda ante el TSJC", ha resaltado Cívico, que ha destacado: "Hoy se hace justicia".

Los portavoces de Jupol y Jucil han admitido la dificultad para elaborar los listados de la vacunación para esta semana, porque muchos de los agentes estaban de permiso y algunos se encontraban fuera de Cataluña, por lo que han tenido que regresar para poder recibir su dosis antes del próximo jueves.

Marco Veiras, el secretario general de Jupol en Cataluña, ha subrayado que se ha cruzado una "línea roja" en esta comunidad, ya que los agentes no confían en la Generalitat, por lo que "siempre" tienen que acudir a instancias judiciales para que se haga justicia.

(c) Agencia EFE