Cataluña inicia la desescalada con la apertura de la restauración, la cultura y el deporte

Agencia EFE
·3 min de lectura

Barcelona, 23 nov (EFE).- El plan de desescalada aprobado por el Gobierno catalán permite abrir a partir de este lunes a bares y restaurantes con un límite de aforo del 30 % en el interior e ininterrumpidamente hasta las 21:30 horas, mientras que las actividades culturales podrán reanudarse con el 50 % del aforo.

El Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) ha publicado este fin de semana la resolución que permite iniciar el plan de desescalada propuesto por el Procicat, tras constatar la disminución de los contagios por el coronavirus de la covid-19 en los últimos días.

En esta primera fase de la desescalada se mantiene el toque de queda nocturno entre las 22:00 y las 06:00 horas y tampoco se podrá salir del municipio los fines de semana, ni siquiera para acudir a actos culturales.

Pese a todo, el sector de la restauración, cerrado desde el pasado 16 de octubre, podrá volver a abrir sus puertas, y también se reanudarán las actividades culturales, aunque con el 50 % de aforo y un máximo de 500 personas, una limitación que también deberán respetar las bibliotecas y museos.

Las salas de conciertos, que inicialmente habían quedado al margen de la apertura por un error de publicación en el DOGC, podrán finalmente reabrir desde hoy tras ser corregido el texto, pero no así el sector del ocio nocturno, que permanecerá cerrado en consonancia con el toque de queda.

La Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) ha celebrado la reapertura del sector, aunque ha pedido al Govern que amplíe el toque de queda hasta la 01.00 los fines de semana y como mínimo hasta las 02.00 la noche de Fin de Año, a la vez que ha reclamado que puedan reabrir las discotecas y salas de fiestas.

Según cálculos de Fecasarm, solo el 40 % de los locales de restauración van a reanudar sus actividades los próximos días, ya que las limitaciones horarias impuestas al sector y el cierre perimetral municipal de los fines de semana no compensarán los gastos que comporta levantar la persiana.

Por ello, la patronal ha exigido a la Generalitat que modifique los horarios de cierre de los locales y que pacte con el Gobierno un nuevo toque de queda hasta las 01.00 horas los fines de semana, a partir del próximo día 4 de diciembre, coincidiendo con el inicio del puente de la Constitución.

Asimismo, ha urgido al Govern a "dejar sin efecto urgentemente" el cierre perimetral del fin de semana, lo que permitiría "salvar mínimamente la campaña de Navidad" y permitiría que algunos locales celebraran la Noche de Fin de Año, "que debería tener un horario especial, como mínimo hasta las 02.00 horas para todas las actividades".

Las instalaciones y equipamientos deportivos también podrán abrir con un aforo del 50 % si son al aire libre y del 30 % en espacios cerrados, aunque quedan excluidos de la prohibición los centros de alto rendimiento y los espacios de uso para competiciones oficiales nacionales e internacionales.

La resolución publicada en el DOGC indica que, en el marco del estado de alarma decretado hasta el 9 de mayo de 2021, se mantiene el confinamiento perimetral los viernes y fines de semana, la restricción de la movilidad nocturna entre las 22:00 y las 06:00 horas, la limitación de los grupos a un máximo de seis personas -excepto si son conviventes-, así como la limitación de aforo en lugares de culto.

Según precisa el texto, la duración de estas medidas es de 14 días y, con ellas, se pretende llevar a cabo "un proceso de apertura progresiva de las actividades", aunque el plan de desescalada queda condicionado a que la velocidad de reproducción de la COVID (Rt) se mantenga por debajo de 0,9, así como a que no aumente la presión asistencial en los hospitales.

Se puntualiza, en este sentido, que puede haber un proceso de reapertura asimétrico, en función de los datos sanitarios de las regiones sanitarias de Cataluña o las demarcaciones territoriales que se fijen.

(c) Agencia EFE