'Catalangate': denuncian espionaje contra líderes independentistas de Cataluña

·5 min de lectura

Los teléfonos móviles de al menos 65 líderes independentistas de Cataluña habrían sido hackeados con el software Pegasus, disponible solo para gobiernos, señaló Citizens Lab, organización sin fines de lucro dedicada a los derechos de ciberseguridad. Madrid rechaza cualquier responsabilidad con las acusaciones. Sin embargo, el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, anunció que llevará al Estado español ante la Justicia.

Una polémica por presunto espionaje sacude al Gobierno español. Decenas de líderes catalanes habrían sido espiados a través de sus teléfonos móviles con el software Pegasus, disponible solo para entidades gubernamentales.

Al menos 65 personas habrían sido blanco del hackeo, entre ellos cuatro expresidentes de la Generalitat, incluido Carles Puigdemont, su sucesor Quim Torra, y quien actualmente ocupa el cargo, Pere Arangonès.

También tres legisladores del Parlamento Europeo que representaban a los partidos separatistas catalanes, integrantes de dos destacados grupos secesionistas de la sociedad civil, sus abogados y varios funcionarios electos.

La denuncia fue hecha por la organización Citizens Lab, dedicada a los derechos de ciberseguridad, tras una pesquisa a gran escala en colaboración con grupos de la sociedad civil catalana.

Los hechos habrían ocurrido entre 2017 y 2020 en momentos en que los intentos por crear un Estado independiente en el noreste de España generaron una de las mayores crisis políticas del país en décadas.

El 1 de octubre de 2017, el Gobierno catalán, dirigido entonces por Puigdemont, celebró un referendo no autorizado por Madrid para decidir sobre su independencia.

El gabinete regional que impulsó la medida fue destituido y la mayoría de sus integrantes fueron enviados a prisión o se exiliaron en el extranjero, como hizo Puigdemont.

Al conocer las denuncias por espionaje, Puigdemont anunció que llevará ante la Justicia al Estado español por los presuntos casos de pinchazos con Pegasus.

¿Cómo habría ocurrido el espionaje?

El grupo de investigación de Citizens Lab, afiliado a la Universidad de Toronto, explica que el spyware Pegasus se infiltra en los teléfonos móviles para extraer datos personales y de ubicación, pero también controla de manera oculta los micrófonos y las cámaras de los celulares, por lo que estas se convierten en dispositivos para espiar en tiempo real.

Los investigadores aseguran que hallaron varios ejemplos de herramientas para ejecutar los denominados “ataques clic cero”. Es decir, que el software oculto pueda instalarse en el teléfono sin que el usuario tenga que hacer clic en ningún enlace.

Citizens Lab afirma que encontró señales específicamente de este tipo de infiltración en los aparatos infectados de los líderes catalanes a finales de 2019 y a inicios de 2020, antes de que la empresa Apple actualizara su sistema operativo para corregir vulnerabilidades.

Pegasus es un software vendido por dos empresas israelíes: NSO Group y Candiru y solo está disponible para gobiernos, destaca la investigación.

Amnistía Internacional sostuvo que expertos técnicos de su Laboratorio sobre Seguridad verificaron de forma independiente las pruebas de que esos ataques cibernéticos ocurrieron.

El Gobierno español se desmarca de las sospechas en su contra

Citizens Lab subrayó que no pudo encontrar pruebas concluyentes para definir específicamente qué institución estaría detrás del hackeo. Sin embargo, “una variedad de evidencia circunstancial apunta a un fuerte nexo con una o más entidades del Gobierno español”, indicó.

El Ministerio del Interior del país destacó que “ni el Ministerio ni la Policía Nacional, ni la Guardia Civil han tenido nunca relación alguna con la empresa NSO y, por tanto, nunca han contratado ninguno de sus servicios. Todas las intervenciones de comunicaciones se hacen bajo orden judicial y pleno respeto de la legalidad”.

Posteriormente, en una rueda de prensa, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, resaltó que el Gobierno de Pedro Sánchez no tiene “nada que ver” ni “nada que ocultar” con respecto a este caso y aseguró que la Administración colaborará con la Justicia.

NSO Group también se defendió de los señalamientos. Un vocero de la compañía aseveró que la empresa de tecnología israelí está siendo atacada con “informes inexactos y sin fundamentos” y que las “falsas” acusaciones “no podrían estar relacionadas con los productos de NSO por razones tecnológicas y contractuales”.

“Hemos cooperado repetidamente con las investigaciones gubernamentales donde las acusaciones creíbles lo merecen”, añadió el portavoz en un comunicado.

Aragonès pide a Sánchez que “asuma responsabilidades”

Para los líderes independentistas catalanes, las explicaciones hasta ahora entregadas por las autoridades españolas no son suficientes y su presunta implicación sería evidente, debido a que se trata de un software que solo pueden adquirir instituciones gubernamentales como el Ejército, servicios de inteligencia y fuerzas de seguridad del Estado.

El actual presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, cuyo teléfono habría sido objeto de espionaje cuando ejercía como vicepresidente en la Administración de Torra, entre 2018 y 2020, pidió a Pedro Sánchez que sea “transparente” y “asuma responsabilidades”.

"Este software de espionaje solo puede ser adquirido por los Estados. El Gobierno español debe dar explicaciones de inmediato y llegar hasta el final. No valen excusas. Espiar a representantes de la ciudadanía, abogados o activistas por los derechos civiles es una línea roja (…) Desde que gobierna el PSOE el Centro Nacional de Inteligencia depende del Ministerio de Defensa. Habrá que preguntarle entonces a la ministra Margarita Robles”, reclamó Aragonès a través de mensajes difundidos en su cuenta de Twitter.

Hasta el momento, el Ministerio de Defensa no ha divulgado completamente los contratos que sostiene con empresas privadas de vigilancia digital, como se lo solicitó Amnistía Internacional en 2020, al resaltar que se trata de información secreta.

“El Gobierno español debe decir claramente si es o no cliente de NSO Group (…) Además, debe llevar a cabo una indagación exhaustiva e independiente sobre el uso del software espía Pegasus contra las figuras catalanas identificadas en esta investigación”, insistió Likhita Banerji, investigadora del grupo de derechos humanos.

De verificarse, el caso catalán no sería el único. La pesquisa de Citizen Lab y otras han apuntado a hackeos con Pegasus contra disidentes políticos y periodistas en países como India, Hungría, Polonia, México y El Salvador.

Con AP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente