Castillejos, la ciudad marroquí sin la que no se entiende la situación en Ceuta

·3 min de lectura

Fundada por españoles en 1934, Castillejos, como se la conoce aunque su nombre oficial es Fnideq, es la ciudad marroquí más cercana a Ceuta. Situada otro lado de la frontera, es el lugar desde el que más de 8.000 personas cruzaron esta semana ante la permisividad de la policía marroquí a territorio español a nado y de manera ilegal. Una ciudad que ha multiplicado su población en las últimas décadas, que vive del comercio y el contrabando principalmente y que lleva más de un año ahogada por la pandemia y la decisión de cerrar el paso del Tarajal 2.

La situación económica y social de Castillejos, en Marruecos, está ligada a Ceuta. (Foto:  FADEL SENNA/AFP via Getty Images)
La situación económica y social de Castillejos, en Marruecos, está ligada a Ceuta. (Foto: FADEL SENNA/AFP via Getty Images)

Tras dos días de descontrol y caos en la frontera entre España y Marruecos, la policía marroquí ha vuelto a sellar este miércoles el paso fronterizo del Tarajal cortando el paso a quienes aún esperaban para cruzar. Han sido muchas horas de una llegada continuada de personas, hasta 8.000. Degún informó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión de control ya han sido devueltas casi 5.000 ‘en caliente’. Entre quienes han llegado, familias enteras con niños, incluso bebés, como puede verse en algunas imágenes. 

Según ha publicado El Confidencial, algunos de quienes se arriesgaron a llegar a nado a Ceuta eran trabajadores transfronterizos que llevan meses sin poder acudir a sus puestos de trabajo tras el cierre de la frontera por la pandemia. Una situación laboral y económica que asfixia a una localidad marroquí que solo unos meses después de que se cerrase el paso para evitar el paso de paquetes con mercancías de manera no regulada se enfrentaba al cierre por completo por la crisis del coronavirus.

Precisamente sobre el cierre del paso del Tarajal El País publicaba en febrero de 2020 el daño que esta decisión había provocado en la economía de Castillejo y en las familias que viven del comercio en la ciudad, centro de compras de muchas otras poblaciones cercanas. Esa medida provocó que cada vez llegasen menos mercancías y el abastecimiento de la comarca se complicase. Y en una ciudad donde muchas familias viven del comercio, tanto regular como irregular, eso afecta. 

Durante las semanas posteriores a cierre del Tarajal 2 hubo quien aún se las ingeniaba, señalaban en El País, para pasar mercancías pegándoselas al cuerpo, en paquetes pequeños o ingeniándoselas para introducirlas en vehículos. Llegó la pandemia, el cierre por completo de la frontera y eso también se acabó.

Localizada al este de Tánger y al norte de Tetuán, la ciudad ha vivido en las últimas décadas, gracias a su ubicación estratégica, un aumento considerable de su población, que actualmente supera (según el último censo de 2014), los 77.000 habitantes. Territorio español hasta 1956, le debe su nombre a unas ruinas, se encuentra en la desembocadura del río Fnideq y en 1994 su población era de algo menos de 34.500 personas. Es decir, aproximadamente la mitad que el último dato, dos décadas después. 

Su emplazamiento la convierten en un lugar ideal de residencia para todos aquellos trabajadores transfronterizos que antes de la pandemia cruzaban de ida y vuelta cada día para acudir a sus puestos de trabajo como porteadores, camareros, dependientes, empleados domésticos… mientras en la ciudad la actividad económica predominante es el comercio, con su concurrido zoco, y el ir y venir de mercancías era continuo hasta hace poco más de un año.

EN VÍDEO | Ceuta y Melilla, dos enclaves africanos españoles en conflicto con Marruecos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente