Castilla y León cierra la actividad no esencial a las 20 tras el revés del Supremo

Agencia EFE
·6 min de lectura

Valladolid, 16 feb. (EFE).- Castilla y León cerrará su actividad no esencial a las 20.00 horas en respuesta a la suspensión del adelanto del toque de queda fallado en su auto por el Tribunal Supremo (TS), que devuelve a las 22.00 horas y hasta las 6.00 de la madrugada las restricciones de movilidad en la Comunidad.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha asumido el fallo del Alto Tribunal, tal y como ha asegurado este martes en una rueda de prensa telemática convocada justo después de conocer la resolución cautelar del Tribunal Supremo, que ha asumido con la firma de sendos acuerdos, uno de ellos para dejar sin efecto el adelanto del toque de queda y otro para aprobar una serie de medidas que pretenden compensar la anterior decisión, con nuevas restricciones que favorezcan el aislamiento y reducir los contagios.

A la espera de la publicación, mañana en el Boletín Oficial de Castilla y León, del detalle de las nuevas restricciones, Mañueco ha remarcado que el espíritu del acuerdo tomado en un Consejo de Gobierno Extraordinario es el de que "toda la actividad no ensencial" quede suspendida a las ocho de la tarde desde mañana, mientras que para hoy, martes de Carnaval, ha dicho que "se entiende que puede ser hasta las 10", al no dar tiempo a publicar el acuerdo autonómico.

En la práctica, los establecimientos hosteleros, los comerciales, los culturales y de otro tipo que no sean considerados esenciales tendrán que cerrar sus puertas a las ocho de la tarde, algo similar a lo que ocurría hasta ahora, ya que los ciudadanos no podían salir de casa para acudir a esos mismos lugares, aunque ahora los establecimientos podrán ganar ese margen en el que antes tenían que cerrar con algo de tiempo para que la gente pudiera estar a las 20.00 horas en casa, algo que ahora no será necesario.

Mañueco ha asegurado que al conocer la sentencia ha tenido la sensación de "haber cumplido" con su "deber" de "proteger la vida y la salud de las personas", sin que este revés judicial le haga plantearse la asunción de responsabilidades políticas, como han pedido algunas organizaciones, entre ellas el PSOE, ya que ha asegurado que él ha actuado ya con "responsabilidad".

En su auto, el Tribunal Supremo argumenta que "el rango horario es claro y preciso y, desde luego, la interpretación que sostiene la Junta de Castilla y León respecto (... ) la asimilación del significado del verbo "modular" a la acción de "agravar", está muy lejos de ser evidente", explica.

Por ello, los magistrados creen que la Junta "podría incurrir en nulidad de pleno derecho, al imponer una limitación de un derecho fundamental, la libertad de circulación, más allá del ámbito horario permitido" por el decreto del estado de alarma.

Y añaden que "la consumación de una restricción ilegítima del derecho fundamental sería absolutamente irreparable y la sentencia inefectiva y lo sería para todos los ciudadanos afectados".

Además, el Supremo concluye que "la protección de la salud y seguridad de los ciudadanos es la finalidad común de las dos Administraciones, pero "las medidas deben respetar, entre otros límites, los derechos fundamentales garantizados en la Constitución".

"CASCADAS DE DEMANDAS" POR LUCRO CESANTE

Ante esta suspensión, el presidente de la Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León, Fernando de la Varga, ha advertido que la decisión del Tribunal Supremo de suspender el toque de queda a las 20 horas impuesto por la Junta provocará una "cascada de demandas" por lucro cesante.

"Estudiaremos cómo actuar jurídicamente desde la federación, aunque parece claro que la decisión de reclamar debe ser de cada empresario, por lo que ya hay plataformas en marcha para ayudar a los hosteleros que quieran acudir a los tribunales", ha declarado De la Varga a la Agencia Efe.

Tras conocer la resolución, el presidente de los hosteleros de Castilla y León ha lamentado que la decisión del Tribunal Supremo llegue tarde "prácticamente un mes después de que se empezara a aplicar una medida que ha afectado de lleno al sector hostelero".

Ha expresado su "esperanza" de que, al menos, este adelanto del toque de queda haya salvado de forma indirecta alguna vida, aunque se ha mostrado convencido de que "mantener el toque de queda dos horas más tarde apenas habría variado la situación actual de la pandemia".

Preguntado por estas posibles demandas, el presidente de la Junta ha dicho que tendrán que ser los Servicios Jurídicos del Ejecutivo autonómico los que analicen esas posibles reclamaciones.

"Cada uno está legitimado para ejercer las acciones que considere convenientes y defender sus derechos", ha resumido el presidente, quien, sin embargo, ha remarcado que el fin último de sus decisiones ha sido en todo momento "la protección de la salud y la vida de las personas".

717 DENUNCIAS EN UN MES POR INCUMPLIR EL TOQUE DE QUEDA A LAS 8

Por otro lado, el número de denuncias impuestas en Castilla y León por incumplimiento del toque de queda en el horario comprendido entre las 20 y las 22 horas asciende a 717 en el mes en el que ha estado vigente la limitación de movilidad a las ocho de la tarde.

El delegado del Gobierno en esta Comunidad, Javier Izquierdo, ha explicado a Efe que aunque es la Guardia Civil y la Policía Nacional la que impone esas denuncias, es la Junta la que tramita y sanciona estos expedientes si así lo considera.

Una vez que el Supremo ha tumbado ese adelanto a las 8 de la tarde del toque de queda, es previsible que la Junta deje sin efecto estas denuncias.

En relación a estas sanciones, el presidente de la Junta se ha remitido también a los Servicios Jurídicos de la Junta para evaluar qué hacer con estas 717 denuncias.

LA OPOSICIÓN PIDE LA DIMISIÓN DE MAÑUECO

Ante la decisión del Tribunal Supremo de suspender el adelanto del toque de queda en Castilla y León, los principales partidos de la oposición -PSOE, Podemos y UPL- se han apresurado a pedir la dimisión del presidente de la Junta por restringir derechos "de forma irregular e innecesaria", como ha argumentado el líder del PSCYL, Luis Tudanca.

"Castilla y León no puede seguir en manos de los señores Mañueco e Igea ni un minuto mas", ha expresado Tudanca, quien ha indicado también que la decisión del Supremo es "demoledora" y que desde el Grupo Socialista ya advirtieron que el adelanto del toque de queda se adoptó "sin la menor apariencia de legalidad y con motivos que nada tenían que ver en la lucha contra la pandemia".

Por su parte, el secretario regional de Podemos, Pablo Fernández, ha manifestado que Mañueco "tiene que dimitir porque tomó una decisión sin encaje legal y contraria al decreto de estado de alarma", algo que también comparten desde la Unión del Pueblo Leonés (UPL).

(c) Agencia EFE