Castilla y León aún ve lejano comenzar la desescalada y la vacunación 'masiva'

Agencia EFE
·4 min de lectura

Valladolid, 16 feb. (EFE).- La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha afirmado que es "evidente" que, con los datos de ocupación de las UCI y las tasas actuales de contagios de covid, pese al descenso de los últimos días, "no se puede hacer ninguna relajación" de las medidas restrictivas vigentes, mientras que la vacunación 'masiva' no comenzará "al menos hasta abril".

En la rueda de prensa de análisis de la evolución de la pandemia en la Comunidad, Casado ha destacado este martes que las unidades de cuidados intensivos de los hospitales se encuentran en una situación comparable a la vivida en abril pasado, con más de la mitad de las camas ocupadas por enfermos de covid (51%), cuando la recomendación para comenzar la desescalada de medidas es a partir del 25% en las camas de críticos y del 15 por ciento en las plantas hospitalarias.

"La prudencia tiene que ser el elemento clave", ha insistido Casado tras citar a los grupos de expertos que insisten en que la desescalada debe de ser lenta para evitar que llegue una cuarta ola de la covid sin haber vaciado aún los hospitales de los enfermos acumulados en la tercera.

Preguntada en varias ocasiones si esta perspectiva descarta una relajación de las medidas a corto plazo o pensando en la Semana Santa, Casado ha zanjado que serán los datos epidemiológicos los que vayan determinando los cambios, pero con una idea clara: "lo que no vamos a hacer es salvar nada por salvar", en referencia a la Semana Santa y a lo ocurrido con la Navidad.

"Ya tuvimos un susto importante en navidades", ha reconocido Casado para referirse a que Castilla y León pasó en "muy pocos días" de tener una incidencia acumulada baja a sufrir un "repunte muy importante".

Casado ha insistido en que, pese a la mejoría de los datos en los últimos días, Castilla y León tiene aún "mucho trecho" para alcanzar los niveles que permitan relajar medidas, especialmente en materia de ocupación hospitalaria.

174.000 DOSIS SEMANALES PARA COMENZAR LA VACUNACIÓN MASIVA, AHORA LLEGAN 45.000

En cuanto al proceso de vacunación, la consejera ha explicado que la limitada llegada de vacunas contra la covid, a razón de 45.000 semanales en la actualidad, no permitirán acometer la denominada vacunación "masiva" en grandes espacios de la Comunidad "al menos hasta abril".

De este modo, Casado ha calculado que Castilla y León necesitaría semanalmente 174.000 dosis para conseguir el objetivo de tener vacunado al 70 por ciento de la población antes del verano, aunque ha pedido que no haya comparaciones entre las diferentes provincias, ya que "no son iguales".

Sobre esta vacunación masiva, la consejera ha explicado que la Junta se encuentra ya listando los recintos que podrían albergar este proceso, para lo que ha pedido a los alcaldes de grandes municipios que aporten sus propuestas, teniendo en cuenta que deben ser recintos de entre 2.500 y 3.000 metros cuadrados, con varios accesos, capacidad de ventilación, buena aclimatación y cubiertos.

Preguntada además por las estimaciones del Gobierno, que calcula poder tener vacunada a toda la población para finales de verano, Casado ha expresado un "ojalá", aunque ha reconocido que los retrasos continuos anunciados por las farmacéuticas le hacen ser "cauta". "Hemos aprendido a que hay que ir gestionando lo que llegue y no con previsiones a largo plazo", ha expresado la consejera.

De este modo, la titular de Sanidad ha lamentado el descenso del número de vacunas que llegarán de la farmacéutica Moderna en las próximas semanas, que se unen a los retrasos que lleva sufriendo desde hace también semanas la de Pfizer, que no ha alcanzado aún el ritmo de envíos prometido.

LA VACUNACIÓN EN RESIDENCIAS YA FUNCIONA, PERO NO RELAJARÁN MEDIDAS

Finalmente, preguntada por los resultados de la vacunación en las residencias, la consejera ha reconocido que ya se están observando los primeros resultados de esta inmunización, ya que los brotes en estos centros han descendido en las últimas semanas del 22,8 por ciento del total al 5,6 por ciento.

No obstante, Casado ha subrayado que desde la gerencia de servicios sociales han aconsejado, algo que comporte la gerencia de salud pública, que aún se debe actuar con "mucha cautela" con los pasos a dar en estas residencias.

Concretamente, la titular de Sanidad ha descartado que por el momento se puedan relajar algunas restricciones en estos centros, como la libertad de movimientos y de encuentros entre sus usuarios, algo que ya se contemplará "cuando la situación mejore también de manera global", ha apostillado.

(c) Agencia EFE