El castigo de una madre a su hija acosadora de 9 años que divide al mundo

Redacción El HuffPost

Toda madre y todo padre se pregunta alguna vez cómo reaccionaría si descubriese que su hija es una acosadora y se comporta mal en el colegio con sus compañeros y con sus profesores. Precisamente porque nadie lo tiene claro, ha llamado tanto la atención el castigo que ideó Amanda Mitchel para su hija de 9 años. El blog Mum's Lounge ha recogido la historia.

La madre, que ha compartido el escarmiento en Facebook, explica que la profesora de su hija le explicó que "Hannah estaba vagando por los pasillos cuando debería estar en clase, que llevaba días acosando a sus mejores amigas y que estaba mintiendo a los profesores". "En resumen", concluye la madre, "se estaba comportando como una idiota".

Su reacción fue contundente. Vació por completo la habitación de su hija: ni decoración ni juguetes ni nada de nada. Sólo la ropa justa para ir a clase durante una semana y un mensaje antibullying en cada camiseta. Al ver el aspecto del cuarto, la propia madre lo bautizó como "la prisión juvenil de mamá".

El castigo no se limitó a eso: la niña tenía que escribir cada día cincuenta veces una frase como "seré amable con todo el mundo", "me portaré bien en el colegio" o "soy responsable de mis acciones". La madre reflexiona: "Creo que el problema con esta generación es el castigo inadecuado. Dicen que los castigos son malos, que sólo debemos usar el refuerzo positivo e ignorar los malos comportamientos... pues no, no en mi casa".

Pero no todos están de acuerdo. Su publicación en Facebook, de hecho, se ha llenado de comentarios a favor y también de argumentos en contra de su método.

Sigue leyendo en El HuffPost