Los casos de coronavirus en India superan los 200.000 y aún faltan semanas para el pico

Por Sanjeev Miglani y Chris Thomas
FOTO DE ARCHIVO: Trabajadores con equipos de protección personal (PPE) cuidan a un paciente que sufre la enfermedad coronavirus (COVID-19), en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Max Smart Super Speciality Hospital en Nueva Delhi, India

Por Sanjeev Miglani y Chris Thomas

NUEVA DELHI, 3 jun (Reuters) - Las infecciones por coronavirus en India superaron las 200.000, según mostraron el miércoles cifras oficiales, y aún podrían faltar semanas para que se alcance un pico en el segundo país más poblado del mundo, donde la economía ha comenzado a reabrirse después del confinamiento decretado en marzo.

Los casos aumentaron en 8.909 con respecto al día anterior, lo que supone uno de los picos diarios más altos, elevando el total a 207.615, según el Ministerio de Salud.

"Estamos muy lejos del pico", dijo la doctora Nivedita Gupta, del Consejo Indio de Investigación Médica, dependiente del Gobierno. Representantes de la Administración han dicho anteriormente que es posible que el número de casos no comience a caer hasta finales de este mes, o incluso en julio.

El número de muertos por la enfermedad en el país se sitúa en 5.815.

Otras seis naciones, entre ellas Estados Unidos, Reino Unido y Brasil, tienen un mayor número de casos y, en comparación, India tiene una tasa de mortalidad baja.

Sin embargo, las infecciones en India han aumentando ante el relajamiento de una severa cuarentena para sus 1.300 millones de habitantes desde marzo.

El confinamiento ha paralizado la economía y ha dejado a decenas de miles de personas sin trabajo.

A medida que se abren los servicios de trenes y autobuses, los trabajadores migrantes están regresando a sus hogares desde los lugares de mayor incidencia del coronavirus, como Mumbai y Delhi, hacia el interior del país, donde las infecciones están comenzando a aumentar, según las autoridades sanitarias.


(Información de Sanjeev Miglani y Chris Thomas; editado por Clarence Fernandez & Simon Cameron-Moore; traducido por Tomás Cobos)