Los casos de bronquiolitis en bebés se disparan llenando las UCI pediátricas

Imagen de archivo de una madre aguardando con su pequeño en un hospital.
Imagen de archivo de una madre aguardando con su pequeño en un hospital.

Imagen de archivo de una madre aguardando con su pequeño en un hospital.

En los últimos días, los hospitales españoles están acusando la llegada de numerosos niños de corta edad que ingresan con problemas respiratorios. Detrás de esta situación que ha comenzado a hacer saltar las alarmas se encuentra la bronquiolitis, causada por el virus respiratorio sincitial (VRS).

Confundida a veces con la gripe y el covid, esta dolencia consiste en la inflamación de los pequeños conductos pulmonares llamados bronquiolos, que tienen menos de un milímetro de diámetro, y complica la llegada de aire a los alveolos. Este patógeno ataca, en los casos más graves, a críos de tan solo unos meses que se ahogan y requieren de gran esfuerzo para respirar.

Según ha publicado El País este martes, los expertos coinciden en que se trata de una situación excepcional, aunque cada año se produzca un pico epidémico  con unos 100.000 casos y más de un millar de hospitalizaciones. Como era de esperar, el impacto de la pandemia del coronavirus ha producido cambios en ese escenario. El VRS ha llegado adelantado y con fuerza, por lo que crecen los temores ante qué puede ocurrir con la llegada del mal tiempo y el frío.

Sin señales de una bajada de casos

“Era un virus muy previsible, pero estos cambios añaden mucha incertidumbre a lo que pueda pasar. Lo normal era que la incidencia empezara a subir ahora y el pico se alcanzara a mediados de diciembre. Pero ya estamos en niveles muy altos, los hospitales sufren mucha presión asistencial y no vemos señales de que los casos puedan empezar a bajar”, ha relatado el pediatra y epidemiólogo Quique Bassat al citado periódico.

Y es que la incidencia de infecciones por VRS en la semana que terminó el 13 de noviembre quedó fijada en 76 casos por cada 100.000 habitantes, según informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE). Uno de los principales factores es el segmento de población donde ha tenido mayor impacto.

El grupo más afectado es el de los niños de hasta 4 años, contando con una incidencia 12 veces mayor que el del resto. Además, es el único grupo de edad en el que ésta seguía creciendo. A esta situación se suma el hecho de que no se pueden establecer comparaciones con otros años.

“Tenemos las UCI pediátricas de casi todo el país llenas, y los casos siguen llegando a urgencias. El último fin de semana ha sido especialmente preocupante, con muchos ingresos y sin apenas camas libres en planta ni en UCI”, ha contado a El País David Andina, vocal de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP).

“No sabemos cuando va a cambiar esta tendencia. Antes de la pandemia hubo algunos años con muchos casos, pero sabíamos que con las vacaciones navideñas estos empezaban a bajar. Lo malo de este año es que no podemos confiar en los antecedentes”, explica Andina.

Obligados a realizar planes de contingencia

Según el mencionado diario, portavoces de las comunidades de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Extremadura, Murcia, Madrid, Navarra, Cantabria, Asturias, Cataluña y Galicia han confirmado ese incremento de casos que se traduce en hospitales obligados a realizar planes de contingencia para adelantarse a unas siguientes semanas que se prevén complicadas.

Entre las medidas que se barajan se encuentran el refuerzo de las plantillas, el aumento de camas en planta y la creación de zonas de aislamiento, aunque por ahora ninguna comunidad ha tenido que suspender intervenciones quirúrgicas o convertir quirófanos o áreas de reanimación en zonas UCI.

Medidas en algunos centros hospitalarios

En la información publicada por El País, se recoge la situación en algunos centros hospitalarios como en el del Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona). Están atendiendo diariamente a unos 400 pacientes al día, en “su mayoría por afecciones respiratorias, sobre todo por bronquiolitis”.

Cuenta con 28 plazas de la UCI llenas, pero ya se está sopesando “la posibilidad de habilitar espacios como la reanimación” para acoger a nuevos niños que requieran cuidados intensivos, “pero por ahora no ha hecho falta”, según indica un portavoz al diario.

En el caso del Hospital Vall d’Hebron actualmente hay 29 niños ingresados por bronquiolitis, lo que se traduce en “el doble que la semana pasada”. Por su parte, en el Sant Pau han duplicado las plazas en la UCI pediátrica, pasando de 6 a 12.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR