Caso Eleanor Wren: ¿publicar imágenes de niños en redes sociales?

El caso de una pequeña con mucho carisma y 17 millones de seguidores en TikTok vuelve a poner sobre la mesa una antigua y gran pregunta: ¿Está bien publicar imágenes de niños en redes sociales? Usuarios en Internet han iniciado todo un movimiento señalando lo expuesta que se ha visto la menor de tan solo tres años en esta plataforma y han denunciado la conducta de su madre y una serie de irregularidades en torno a sus publicaciones.

Wren Eleanor es el nombre de la cuenta en TikTok de una simpática niña que, con tan solo tres años de edad, tiene más de 17 millones de seguidores.

El perfil es administrado por la madre de la menor y está llena de videos en los que se le ve sonriendo y jugando, pero usuarios en redes sociales hicieron un descubrimiento que ha encendido las alarmas.

Varias personas se percataron de que ciertos videos de la pequeña, que luego fueron eliminados, no solo tenían comentarios inapropiados, sino que habían sido guardados un número bastante inusual. Uno de ellos llegó a ser guardado por 370.000 usuarios. La madre de la niña recibió una serie de críticas por la forma en la que estaba exponiendo a su hija, pero esta solo se limitó a desactivar los comentarios en TikTok, y lo más grave es que, siendo consciente del asunto, siguió publicando nuevos videos.

Otros usuarios, principalmente madres, dijeron que, ante la situación habían empezado a borrar videos y fotos de sus hijos para evitar exponerlos de esa manera.

La iniciativa hace parte de un movimiento promovido a través del numeral #SaveWren, que traduce "Salven a Wren", y por medio del cual se han producido una serie de videos rechazando el accionar de la madre de la pequeña, a quien acusan de poner el dinero que gana con las publicaciones por encima de la seguridad y la privacidad de su hija.

Plataformas como Instagram y TikTok están llenas de contenidos similiares al de Wren. Padres que publican el día a día de sus hijos se ha vuelto algo muy común. En Colombia se presentó un caso similar. Un reconocido influencer despertó una ola de críticas de quienes lo señalaron de maltratar y ridiculizar a su hija en los videos que comparte en su cuenta y en la que tiene más de siete millones de seguidores.

¿Una práctica normalizada?

France 24 habló con Heidy Arévalo, gerente de gestión del conocimiento la ONG World Vision sobre este tipo de exposición de los menores en redes sociales y por qué se han normalizado estas prácticas. La experta cuestionó el hecho de que algunos padres traten a sus hijos como si fueran objetos de su propiedad.

"Esto pone en evidencia dos asuntos muy críticos. Por una parte, es inaceptable seguir considerando que lo que ocurre con las niñas y los niños es un asunto privado y que solo compete a la familia. Porque hay que recordar que, constitucionalmente, la sociedad está llamada a hacer protección de las niñas y los niños. (...) Pero por otra parte, está la sociedad y están los usuarios que reproducen, que le dan 'me gusta', que además comparten este tipo de contenidos y que van construyendo unos discursos y unas lógicas en torno a normalizar esas formas de violencia contra la niñez", dijo Arévalo.

Y es que los menores no pueden decidir por sí mismos si están de acuerdo en que su imagen sea promovida repetidamente en Internet. Heidy Arévalo asegura que se les está esta violando el derecho a la privacidad, y que una de las repercusiones es que "no puedan diferenciar fácilmente en el momento en que desarrollan su dimensión moral de lo que está bien y lo que está mal".

Mencionó, además, que tal vez los pequeños "no van a poder distinguir cuando alguien está violentándolos, abusándolos, porque su figura de protección hizo de estas prácticas de abuso y de violencia un juego y un chiste".

Finalmente hizo un llamado a las personas que piensan publicar imágenes de menores o que ya lo estén haciendo, para que se pregunten si es necesario hacerlo, qué implicaciones podría tener y qué tanto puede afectar a los pequeños.

"Revisemos esos detalles que se nos pasan por alto. Revisemos que no haya una forma de sobre explotar estas imágenes porque muchas veces los padres publicamos fotos de la manera más ingenua, pero otra persona sí las va a tomar con otros fines y con otras intencionalidades", puntualizó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente