El precio de lujo por ser socio y comer en el Casino de Madrid, donde los adinerados celebran pese al COVID

M. J. Arias
·4 min de lectura

El Casino de Madrid vuelve a estar en el centro de la polémica por unas imágenes que circulan por redes sociales correspondientes a una boda celebrada este fin de semana en sus instalaciones en plena tercera ola de contagios de coronavirus donde las mascarillas brillan por su ausencia y la distancia social no se aprecia. Situado en el centro de la capital, este club social nacido en el siglo XIX es famoso por sus lujosos salones para eventos y un menú firmado por el cocinero Paco Roncero no apto para todos los bolsillos.

El Casino de Madrid tiene su origen como club social en el siglo XIX. (Foto: Getty Images)
El Casino de Madrid tiene su origen como club social en el siglo XIX. (Foto: Getty Images)

La polémica de este fin de semana se centra en un vídeo publicado en Twitter en el que se ve a los asistentes a una boda recibiendo a la pareja de recién casados con música, brincos y servilletas al viento al ritmo de La Oreja de Van Gogh. Mascarillas se ven pocas (los camareros que aparecen en plano y el fotógrafo) y la distancia social no se aprecia. Es cierto que las sillas parecen estar más separadas de lo que lo estarían en una boda antes del coronavirus. Sin embargo, más allá de si se cumplieron las restricciones de aforo y la separación entre comensales o no, lo que se cuestiona desde que se vitalizaron las imágenes es la pertinencia de eventos como este con las cifras de contagio y fallecidos actuales.

La boda celebrada este sábado entre Jaime Navarro, ex jugador canterano del Real Madrid, y Beatriz Ungría, emparentada con la realeza de Bulgaria, según publica El Mundo, recuerda al escándalo y la polémica suscitada por la entrega de premios de El Español organizada por Pedro J. Ramírez en octubre durante la segunda ola y a la que acudieron ministros y representantes de casi todos los partidos menos Vox y Podemos. Las críticas van en la misma dirección y tiene como origen el mismo lugar: el Casino de Madrid.

Situado en la calle Alcalá, a solo unos pocos pasos de la Puerta del Sol, en su web se puede leer sobre su fundación que “en 1836, cuando un grupo de jóvenes románticos y progresistas, cansados de tanta exaltación política, decidieron encontrar un lugar tranquilo donde poder reunirse en paz y armonía, se estaba dando el primer paso de lo que con el tiempo llegaría a ser el Casino de Madrid”.

Para hacerse socio, el precio de la cuota de ingreso de de 6.000 euros en un único pago más 98,37€ mensuales que dan acceso al titular y al cónyuge. Existe otra modalidad llamada ‘título empresarial’ cuyo coste inicial es de 12.000 euros. Este “da derecho de uso a un Socio Propietario y su cónyuge, y hasta 4 asociados y sus cónyuges” y la mensualidad es de 98,37€ para el propietario y 67,94€ para los asociados. A los hijos de los socios se les hace un precio especial.

Eso en cuanto a las tasas de ingreso y cuotas mensuales para ser socio y tener acceso a sus actividades, charlas, instalaciones deportivas con las que tienen acuerdo… Pero, además de eso, en el Casino de Madrid se pueden alquilar salas para celebrar eventos como la entrega de premios de un periódico o el banquete de una boda. Para saber cuánto cuesta exactamente hay que pedir presupuesto y esperar respuesta, pero algunos portales especializados en organización bodas señalan que el precio por cubierto (por comensal) es a partir de 116/119 euros. A ese importe habría que sumarle o restarle extras que se contraten por parte de los contrayentes o posibles descuentos.

Un precio de partida no accesible para todo aquel que busca un lugar donde celebrar una boda. Como no lo es tampoco el precio del menú de su oferta de restauración. El Paco Roncero Restaurante, explican en su web, “abrió sus puertas con el nombre de La Terraza del Casino a finales de 1990, en una de las ubicaciones más especiales del Casino de Madrid, situado en la parte superior y con una espectacular terraza con unas de las mejores vistas de la ciudad”.

Comer con esas vistas, en un enclave como ese y el menú de un cocinero tan prestigioso como Roncero, con dos estrellas Michelin, tiene un coste alto. Según la carta disponible online, 148 euros. Se ofrecen dos opciones, llamadas Reivindicación y Afirmación, con el mismo precio para ambos. Por ese importe, que incluye el IVA, se ofrece un menú completo con platos como ‘gamba americana con crema de chalotas y pesto de estragón’, pero también una experiencia como si se tratase de una “performance gastronómica”.

EN VÍDEO | España recibe las primeras vacunas de AstraZeneca