Casi 2.000 artistas suecas denuncian abusos sexuales

La cantante sueca Zara Larsson actúa en el 2017 MTV Movie And TV Awards Festival en Los Ángeles, California, el 7 de mayo de 2017

"Cuando te viola un músico de talento, se pierden muchos amigos", afirman 1.993 artistas suecas que el viernes denunciaron en una tribuna de prensa las agresiones, violaciones y acoso que se sufren también en el mundo de la música.

Las firmantes, entre ellas las estrellas de la canción Zara Larsson y Robyn, se rebelan contra la "cultura del silencio" en una industria en que el acoso y las agresiones son "más la regla que la excepción".

"Directivos del mundo de la música, es su responsabilidad que nadie sea víctima de acoso sexual y han fracasado", escribieron en el diario Dagens Nyheter.

Esta tribuna se publica poco más de una semana después de que 456 actrices denunciaran el acoso, las agresiones y la cultura del silencio en el cine y el teatro en el país escandinavo.

Algunas de estas actrices se reúnen los días 19 y 20 de noviembre para leer sus testimonios sobre el escenario.

Reunidos bajo la etiqueta #cuandolamusicacesa (#närmusikentystnar), relatos anónimos, algunos de los cuales hablan de violaciones, señalan --sin nombrarlos-- a artistas, productores y agentes de renombre en Suecia y en el extranjero.

"Finjo, como en una película. Lo encuentro feo, me deja un sabor repugnante en el boca. Me ha quitado la alegría de haber grabado por fin un álbum. Abusó de mi confianza", explica así una cantante.

"Fui agredida por un músico (...) sobre el escenario cuando estábamos tocando", recuerda otra.

Por otra parte, 1.300 responsables políticas de derechas e izquierdas, entre ellas varias diputadas, denunciaron el viernes las mismas prácticas bajo la etiqueta #entrelosbastidoresdelpoder.

"Nos lanzamos en política para cambiar el mundo y construir un mundo mejor. Rápidamente nos dimos cuenta de que primero debíamos cambiar el mundo político", escriben las firmantes del manifiesto.

"Tenía 15 años", relata una de ellas. "Fui violada por un chico que tenía un puesto en la junta nacional del movimiento juvenil. Me envió flores para disculparse. Cuando escribí que lo que había hecho era ilegal y que consideraba denunciarlo, se dirigió a la junta nacional y habló con sus miembros. Ellos le dieron después su total apoyo".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines