Casado pide una reunión con Sánchez para reformar el CGPJ antes de renovarlo

·2 min de lectura

Madrid, 7 sep (EFE).- El líder del PP, Pablo Casado, ha exigido este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una reunión de forma inmediata para reformar la forma de elección del Consejo General del Poder Judicial, "antes" de proceder a la renovación del órgano con el sistema vigente.

En un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, el líder del PP ha reclamado la reforma para que los jueces elijan a la mayoría del Consejo "antes" de la renovación, porque, según ha dicho, no se fía de Sánchez. En mes y medio se podría poner en marcha.

Casado cree que Sánchez se ha quedado sin excusas y que el PP no se ha movido de su única exigencia: la despolitización de la Justicia.

"No podemos aceptar esta campaña de propaganda y de desprestigio que están haciendo para controlar el único poder que no controlan", ha afirmado y se ha preguntado "por qué Pedro Sánchez quiere controlar a los jueces".

Preguntado sobre si el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, debe dimitir, como ha reclamado Podemos, ha asegurado que "a lo mejor tiene que dimitir el Gobierno o el grupo parlamentario socialista", porque es el que está bloqueando.

Y ha pedido un encuentro "de inmediato" con Sánchez: "Si él quiere que nos sentemos a decir cómo se modifica la ley de elección de los vocales del CGPJ, lo renovaremos". La reforma no se aplicaría en esta renovación, porque no puede ser retroactiva, pero según Casado serviría para resolver el problema "para siempre".

Además, el presidente del PP ha glosado los desencuentros que durante casi tres años han impedido renovar el CGPJ y de los que en todos los casos culpa al Gobierno y al PSOE por incumplir su palabra.

Según Casado, el primer pacto saltó por los aires porque la ministra de Justicia, entonces Dolores Delgado, filtró el nombre del elegido para presidir el Consejo, el juez Manuel Marchena, y no por la "desafortunada actuación de una persona que está en el PP", en alusión al mensaje en el que el entonces senador Ignacio Cosidó aseguraba que controlarían la sala segunda "por la puerta de atrás".

Después se levantaron de la mesa por la participación de Unidas Podemos y en la tercera ocasión porque "a última hora" propusieron una política en el turno de jueces -la magistrada Victoria Rosell- y un juez en el de juristas -el juez José Ricardo de Prada-, pese a que el PSOE se había comprometido ya a despolitizar.

Casado sí reconoce una novedad en sus exigencias. Aunque en 2018 habían admitido que la reforma quedase fuera de la negociación, ahora sí es una condición porque la Comisión Europea reclamó el pasado mes de abril que al menos la mitad del consejo sea elegido por los propios jueces -el PP propone que lo sean 12 de 20 vocales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente