Zarzuela se atendrá al protocolo de Londres para ubicar al rey Juan Carlos

·4 min de lectura

Madrid, 13 sep (EFE).- La Casa Real se atendrá al protocolo que determinen las autoridades británicas en todo lo relativo al funeral por la reina Isabel II, por lo que será Londres quien decida si el rey Juan Carlos se sentará o no en esas exequias junto a su hijo, Felipe VI.

Don Felipe acudirá al funeral que se oficiará el próximo lunes, 19 de septiembre, en la abadía de Westminster junto a la reina Letizia, y también estarán presentes, después de la invitación recibida por parte del Ministerio de Exteriores británico, don Juan Carlos y doña Sofía.

Será por tanto la primera ocasión en la que podrá verse públicamente al jefe del Estado junto a su padre desde que hace dos años don Juan Carlos fijara su residencia en Abu Dabi.

Ambos se reunieron el pasado mes de mayo en Madrid tras una visita a Galicia del rey emérito para participar en unas regatas, pero no hubo imagen de los dos juntos.

Ante las dudas protocolarias por su coincidencia en la abadía de Westminster, la Casa Real ha explicado que se adaptará a los criterios que fijen las autoridades británicas ya que son ellas las responsables del desarrollo de los actos.

En consecuencia, será Londres quien decida el lugar en el que se sentará don Juan Carlos, si lo hará junto a su hijo o en otro lugar de la abadía que pueda estar reservado a familiares o antiguos jefes de Estado.

A la espera de que se despeje esa incógnita, el Gobierno ha querido dejar bien claro que será Felipe VI quien, como jefe de Estado, encabezará la representación de España en esa ceremonia.

Ha sido la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, quien, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros y ante la pregunta de si al Gobierno le incomoda la presencia de don Juan Carlos en ese funeral, ha recalcado quién ostenta la representación española.

"La delegación de nuestro país la encabeza el rey Felipe como jefe del Estado. El rey emérito atiende una invitación personal y nada tiene que decir el Gobierno de España", ha subrayado.

Fuentes del Ejecutivo han informado de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (quien la próxima semana estará en Nueva York para participar en la apertura del nuevo periodo de sesiones de la Asamblea de la ONU), no formará parte de la delegación española.

Sí está pendiente de decidir si en Londres estará presente el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares.

El Gobierno ha evitado comentar si el rey Juan Carlos viajará directamente a Londres desde Abu Dabi o parará previamente en Madrid, aunque fuentes gubernamentales apuntan a la primera de las opciones.

Por parte del PP, su líder, Alberto Núñez Feijóo, ha calificado de "oportuno, adecuado y lógico" que don Juan Carlos acuda al funeral.

Sin embargo, tanto Unidas Podemos como la mayoría de socios de investidura de Sánchez han criticado el viaje del rey emérito e incluso le han invitado a responder también ante la justicia británica.

Don Juan Carlos tiene pendiente en el Reino Unido un procedimiento impulsado por su antigua amiga Corinna zu Sayn-Wittgenstein, que le demandó civilmente por supuesto acoso e implicó al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) cuando lo dirigía Félix Sanz Roldán.

Ese procedimiento ha sido recordado este martes por los portavoces en el Congreso de Unidas Podemos, Pablo Echenique; ERC, Gabriel Rufián; y EH Bildu, Mertxe Aizpurua.

"Ojalá hubiera tenido un rato para ir a Londres a declarar por el acoso conjuntamente con el CNI que ejerció Juan Carlos de Borbón hacia Corinna", ha ironizado Rufián.

Asimismo, Echenique ha señalado que "invitar a un delincuente fugado a un funeral de Estado deja claro cómo queda la monarquía en España y en el Reino Unido".

Íñigo Errejón portavoz de Más Madrid, no cree que el rey emérito sea la persona "más idónea" para asistir al funeral de Isabel II, un hecho que ha dicho que "avergüenza por igual tanto a quienes son monárquicos como a los que no lo son".

En nombre de Compromís, su portavoz, Joan Baldoví, ha considerado que el anterior jefe del Estado "daría mejor servicio quedándose tranquilo en su residencia".

Además, Junts per Catalunya ha registrado en el Congreso una batería de preguntas en las que pregunta al Gobierno si éste conoce cómo viajará el rey emérito y quién va a financiarlo.

El PNV ha restado importancia al viaje, y su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, ha indicado ante la polémica que "si quiere ir, que vaya".

Vox, según ha dicho su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, cree que la invitación a don Juan Carlos es "lo más natural" porque están "emparentados", y Edmundo Bal, de Ciudadanos, ha calificado la visita de "privada y familiar".

El portavoz socialista en el Congreso, Patxi López, ha dudado de si la Casa Real estará "muy contenta" con la presencia del rey emérito, aunque no ha querido valorar una decisión que también ha considerado de carácter personal.

(c) Agencia EFE