Un cartógrafo descubre "un error de software" en el estudio del posible templo de Melkart

·2 min de lectura
La Punta del Boqueron y sus dunas, en la zona de Sancti Petri, donde se están produciendo los estudios.  (Photo: Gonzalo Azumendi via Getty Images)
La Punta del Boqueron y sus dunas, en la zona de Sancti Petri, donde se están produciendo los estudios. (Photo: Gonzalo Azumendi via Getty Images)

La noticia saltó el pasado 15 de diciembre: un grupo de científicos había hallado restos que podrían corresponder al mítico templo fenicio-púnico de Melkart y de Hércules en Cádiz, en una zona entre Camposoto (San Fernando) y Sancti Petri, en Chiclana. Un hallazgo que, de confirmarse, podría resolver una de las grandes incógnitas abiertas de la arqueología mundial. Pero no, no se confirma: ahora, un cartógrafo ha desvelado que hubo un “error de software” y que esa localización es irreal.

Según ha avanzado Diario de Cádiz, los datos que han difundido la Universidad de Sevilla y el Centro de Arqueología Subacuática (CAS) del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico “no son reales”, según afirma Kiko Sánchez Díaz, un cartógrafo que trabaja en la Junta de Andalucía, doctorando en Prehistoria de la Universidad de Sevilla con una tesis sobre el uso del Lidar, justo el programa usado en esta investigación.

Este experto, trabajador durante años del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico precisamente, ha indicado que la clave está en el software, puesto a trabajar con información procedente del Instituto Geográfico Nacional (IGN), que “muestra una plataforma de 150 por 200 metros a 63 centímetros sobre el agua, y no bajo el agua, por lo que no existe”.

Básicamente, el programa da fallos cuando hay agua de por medio. Como explica al citado diario, “Lidar es un sistema láser aéreo que manda pulsos de luz y mide el rebote en el terreno y, de este modo, la altura en los sitios, sacando un mapa automático de España”. Lo que ocurre, puntualiza, es que “el software da error en algunas situaciones, por ejemplo si hay agua, y es lo que ha ocurrido aquí, que no se ha filtrado esta información”.

En este caso, dice, se ha producido una interpolación del modelo digital porque el Lidar no sirve para el agua”. Es decir, “el software de interpolación ha generado un artefacto por falta de datos de entrada, pero allí no hay nada”, afirma.

El cartógrafo demuestra que tras realizar un nuevo vuelo para captura las imágenes, la estructura que aparecía en 2015 ahora ha desaparecido. Según el diario gaditano, Kiko se ha puesto en contacto con expertos de la Universidad de Cádiz y con el Instituto Geográfico Nacional, que ha confirmado que los datos son “erróneos”. Por tanto, considera que la información se dio sin seguir todos los pasos previos necesarios.

A estas alturas, el Ayuntamiento de San Fernando ya había instado a las administraciones para desarrollar el potencial turístico de este enclave. “no es descabellado pensar que en esta parte de San Fernando y la Bahía de Cádiz pueda estar enterrada una pieza arqueológica al nivel de la Mezquita de Córdoba o la Alhambra de Granada”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente