Carriles emergentes para bicicletas como alternativa al uso del coche en Berlín

·2 min de lectura

Parece un carril para bicicletas normal pero se trata de una iniciativa innovadora. Nació en Berlín al comienzo de la pandemia de coronavirus, en marzo de 2020. Y, a diferencia de los carriles tradicionales, estos son emergentes. La idea partió de Felix Weisbrich, un funcionario de transporte del distrito de Friedrichshain-Kreuzberg, y fue aprobada por la alcaldesa, Monika Herrmann.

"Lo llamamos acción táctica. No planificamos algo con carácter eterno y pensamos cuándo podríamos poner en marcha este plan. En lugar de eso, vamos y damos los primeros pasos, de forma temporal y controlamos cómo funciona", declara Felix Weisbrich, jefe del departamento encargado de las calles en el distrito de Friedrichshain-Kreuzberg.

Los más de 8 kilómetros de carriles emergentes que se crearon en el momento álgido de la pandemia, han llegado para quedarse.

"Ha hecho falta un año para que esto pase de ser una vía emergente a un carril bici permanente. Y eso es notablemente rápido", afirma Monika Herrmann, alcaldesa del distrito de Friedrichshain-Kreuzberg.

Durante la pandemia se produjo un aumento del 25 % en el uso de la bicicleta en la ciudad ya que la gente evitaba el transporte público. En las calles donde se hicieron los carriles emergentes, el aumento del uso de la bicicleta ha continuado, incluso cuando la gente ha vuelto a utilizar el transporte público.

"Si tienes un río la gente no nadará en él. Pero si construyes un puente, lo cruzarán, de forma repentina. Lo mismo ocurre con los carriles para bicicletas", añade Felix Weisbrich.

Otras ciudades europeas, como Barcelona, París y Bruselas, también han ampliado sus vías para bicis durante la pandemia, creando a menudo más carriles que Berlín. Para algunos en la capital alemana, los carriles bici no son suficientes. Una iniciativa llamada ‘Berlín sin coches’ está recogiendo firmas para forzar un referéndum para que todo el centro de la ciudad quede libre de automóviles.

"Los nuevos carriles bici son geniales. Los necesitamos. Pero, cuando contemplas los estudios actuales, como el del IPCC, te das cuenta de que ya no nos queda tiempo para construir simplemente dos o tres carriles emergentes al año que algún día podrían ser permanentes", señala Anna Baatz activista en favor de la iniciativa 'Berlín sin coches'.

Aunque Berlín fue la primera ciudad europea en introducir este tipo de carriles, muchas vías principales de la capital siguen sin estar acondicionadas para bicicletas.

"Los carriles bici emergentes suponen un buen comienzo. Pero en la mayor parte de la capital alemana, los coches son los que siguen mandando", concluye el corresponsal de Euronews en Berlín, Jona Källgren.

Este reportaje forma parte de la Semana de la Movilidad de Euronews. Del 13 al 17 de septiembre de 2021 exploramos las tendencias que marcan el futuro del transporte y la movilidad personal. Vea más reportajes aquí.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente