La carretera de RDC donde murió el embajador italiano no requería escolta

·2 min de lectura

La carretera donde se produjo el ataque que costó la vida al embajador de Italia en la parte oriental de República Democrática del Congo (RDC) no requería llevar escolta militar, indicó a la AFP una fuente de la ONU.

El ataque del convoy donde se hallaba el embajador Luca Attanasio se produjo en la provincia de Kivu del Norte (este), en la carretera nacional 2, que bordea de cerca la frontera ruandesa, en una zona densa y montañosa, donde las fronteras no son estancas.

"Esta carretera estaba autorizada sin escolta pero con la obligación de un convoy de dos vehículos como mínimo" declaró el martes a la AFP un responsable humanitario de la ONU en RDC, que pidió el anonimato.

De visita con el Programa mundial de Alimentos (PMA) en el norte de Goma, ciudad principal de Kivu del Norte, el embajador de 43 años --en el cargo desde octubre de 2019-- y su convoy fueron blanco de un ataque por parte de seis desconocidos, provistos con cinco armas del tipo AK-47 y de un machete, según la presidencia congoleña.

"Dispararon al aire y obligaron a los ocupantes de los vehículos a bajar , y a seguirlos al interior del parque (de Virunga), tras haber abatido a uno de los choferes, para generar pánico" agrega la presidencia.

Alertados, los rangers y militares congoleños presentes en los alrededores se pusieron a perseguir a los agresores. "A 500 m (del lugar del ataque" los secuestradores dispararon a quemarropa contra el guardaespaldas, que murió en el acto, y contra el embajador, hiriéndolo en el abdomen", según la misma fuente.

Luca Attanasio "murió como consecuencia de sus heridas", según declaró a la AFP una fuente diplomática en Kinshasa.

Las autoridades de la RDC acusaron a los rebeldes hutus ruandeses (FDLR) del ataque que costó la vida al embajador. Éstos, en un comunicado, acusaron a su vez los ejércitos congoleño y ruandés de ser responsables del ataque.

ah-mbb/bmb/blb/me/zm