La carrera contrarreloj en Alemania para juzgar a los últimos nazis de la Segunda Guerra Mundial

Josef Schütz, de 101 años, está siendo procesado por "complicidad" en el asesinato de 3.518 personas, cuando operó, según la Fiscalía, como guardia en el campo de concentración de Sachsenhausen entre 1942 y 1945. Schütz, que mantiene su inocencia, es parte de una decena de presuntos criminales nazis que los fiscales alemanes intentan condenar antes de que sea demasiado tarde. Informan nuestros corresponsales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente