Carnival es la primera empresa demandada en EEUU por confiscaciones en Cuba

1 / 2
Cruceros de la empresa Carnival Cruise Lines, el 29 de abril de 2019 en Nassau, Bahamas

La empresa de cruceros Carnival se convirtió el jueves en la primera compañía demandada en tribunales de Estados Unidos debido al uso de propiedades confiscadas en Cuba por la revolución de 1959, informó el abogado de los demandantes, Bob Martínez.

Carnival Cruise Lines, con sede en Florida, fue Carnival Cruise Linesdemandanda a las 00H01 de este jueves, apenas quedó habilitada esa posibilidad por parte del gobierno de Donald Trump, dijo a periodistas el representante legal de los demandantes Javier García Bengochea y Mickael Behn.

La administración Trump abrió esta ventana cuando activó el 17 de abril el "Título III" de la ley Helms-Burton de 1996, sistemáticamente suspendido desde entonces por los gobernantes estadounidenses para evitar fricciones con sus aliados con intereses económicos en la isla.

Bengochea y Behn piden reparaciones por el usufructo de los puertos de Santiago de Cuba y de La Habana, por un monto que según los abogados ascenderá a decenas de millones de dólares.

"Somos los primeros en anunciar demandas en virtud de la ley Helms Burton contra Carnival", dijo García Bengochea, que asegura ser el legítimo propietario del puerto de Santiago.

Carnival "fue la primera línea de cruceros en beneficiase de nuestra propiedad robada, por lo que merecen la ignominiosa distinción de ser los primeros en ser demandados bajo esta ley", añadió.

Behn, que reclama sus derechos sobre los muelles de La Habana, no ocultó su emoción al leer una declaración.

"En la década de 1960, los hermanos Castro y sus amigos del Partido Comunista robaron la propiedad de mi abuelo (...) Finalmente podemos obtener justicia después de 60 años", dijo.

El pleito contra Carnival es uno de los cientos que podrían alcanzar a quienes usufructúan las propiedades nacionalizadas por la revolución de Fidel Castro y que prometen congestionar los tribunales del sur de Florida.

"Habrá centenares de demandas", dijo Nick Gutiérrez, asesor legal y presidente de la Asociación Nacional de Hacendados de Cuba, una de las entidades que más bregó por la aplicación total de la ley Helms-Burton.