Carlos III es proclamado formalmente rey en una histórica ceremonia

·3 min de lectura
El rey Carlos III durante la ceremonia del Comité de Ascensión.
El rey Carlos III durante la ceremonia del Comité de Ascensión.

Carlos III fue proclamado rey en una ceremonia celebrada este sábado en el Palacio de St James, en el centro de Londres.

Carlos se convirtió en rey inmediatamente después de la muerte de su madre la reina Isabel II, pero su nuevo rol fue oficialmente confirmado este sábado en un histórico acto.

Dicho evento se lleva a cabo por el Comité de Ascensión, un cuerpo ceremonial que se reúne tras la muerte de un monarca para hacer la proclamación formal de la ascensión del sucesor al trono.

La ceremonia

Esta es la primera vez en la historia que la ceremonia del Consejo de Ascensión es televisada.

El evento se divide en dos partes, y el rey solo está presente en la segunda.

En la primera parte, el lord presidente del Consejo Privado -en este caso la parlamentaria Penny Mordaunt, nombrada recientemente por la actual primera ministra Liz Truss- oficializó la muerte de Isabel II.

Luego el secretario del Consejo leyó en voz alta el texto de la Proclamación de Ascención, incluido el título elegido por Carlos como rey, Carlos III.

La proclamación está firmada por un grupo que incluye a la reina consorte, el príncipe de Gales, el arzobispo de Canterbury, el lord canciller, el arzobispo de York y la primera ministra.

Proclamación del nuevo rey.
Proclamación del nuevo rey.

El rey entró para la segunda parte del Consejo, al que asisten solo consejeros privados y dio una declaración personal sobre la muerte de la reina.

"Es mi obligación más dolorosa anunciar la muerte de mi querida madre la reina".

"Sé cuán profundamente ustedes, la nación entera -y diría que el mundo entero- simpatizan conmigo en esta irreparable pérdida que hemos sufrido".

"La simpatía expresada por tanta gente a mi hermana y hermanos es mi mayor consolación. Y ese abrumador cariño y apoyo debería ser extendido a toda nuestra familia en nuestra pérdida".

Rey Carlos III.
Rey Carlos III.

Además, el rey hizo un juramento para preservar la Iglesia de Escocia y firmó dos documentos para registrarlo, con la reina consorte y el príncipe de Gales entre los testigos de su firma.

En Escocia existe una división de poderes entre la Iglesia y el Estado, cada uno supremo en su propia esfera.

La Iglesia se gobierna a sí misma en todo lo que concierne a sus propias actividades. Su autoridad suprema es la Asamblea General de la Iglesia de Escocia, presidida por un moderador elegido cada año por la propia Asamblea.

Por lo tanto, el nuevo soberano, en este caso Carlos III, está obligado a prestar juramento para preservar la seguridad de la Iglesia de Escocia en su ascenso.

Este juramento ha sido hecho por todos los monarcas durante su ascención desde Jorge I en 1714.

Los consejeros privados firman la proclamación al salir.

La proclamación anunciando a Carlos como rey se leerá en Edimburgo, Cardiff y Belfast, las capitales de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, respectivamente.

Después tuvo lugar lugar la primera proclamación pública desde el balcón del Friary Court del Palacio de St. James, a través de un funcionario conocido como el Rey de Armas Principal de la Jarretera, acompañada de un espectáculo centenario, con trompetistas tocando una fanfarria. También se tocó el himno nacional God Save The King ("Dios salve al rey").

Noticia en desarrollo