Carlos III comienza su reinado con una ovación frente al palacio de Buckingham

·2 min de lectura

Miles de personas se reúnen a las afueras del palacio de Buckingham al grito de "larga vida al rey". Con esta cálida bienvenida reciben al nuevo monarca, Carlos III tras finalizar la ceremonia de proclamación.

Proclamación oficial

Dos días después de la muerte de Isabel II, Carlos III se convirtió en el nuevo rey de Inglaterra, pero ha sido este sábado en una histórica ceremonia en el palacio de St. James cuando ha sido proclamado oficialmente.

Esta es la primera de una oleada de proclamaciones en todo el país. En su discurso, lleno de promesas, el nuevo monarca ha ensalzado la labor de su madre.

"Soy perfectamente consciente de lo que supone esta herencia; de los deberes y grandes responsabilidades de la monarquía que ahora se me transmiten. Al asumir estas obligaciones, me esforzaré por seguir el inspirador ejemplo que he recibido de defender el gobierno constitucional y de buscar la paz, la armonía y la prosperidad de los pueblos de estas Islas y de los Reinos y Territorios de la Commonwealth en todo el mundo", dijo el rey Carlos III.

Tributos al nuevo monarca

En todo el Reino Unido se han disparado cañonazos en honor al nuevo soberano. Por el momento, no se espera que la coronación del rey Carlos III se produzca hasta dentro de varios meses.

A pesar de que la actividad parlamentaria normal se ha suspendido durante el periodo de luto por la reina, la primera ministra, Liz Truss, y los principales miembros de su gobierno han jurado lealtad al rey en una insólita sesión en la Cámara de los Comunes.

El presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, fue el primero en jurar "lealtad a su Majestad el Rey Carlos, a sus herederos y sucesores", seguido de los legisladores más veteranos y de la primera ministra.

Aunque todos los miembros de la cámara juran lealtad al monarca al ser elegidos, hacer un juramento cuando se produce el cambio no es un requisito legal.