Carlos III se acerca a saludar, le dan algo y tanto él como todos los que se dan cuenta se ríen

·1 min de lectura

Carlos III no ha empezado su reinado con buen pie. El monarca británico tiene ante sí el reto de lograr ser igual de querido que su madre, Isabel II, algo que los expertos ven a todas luces imposible.

El nuevo rey lleva en el cargo una semana y ya ha tenido varias salidas de tono en público, todas ellas relacionadas, curiosamente, con firmar papeles. La primera de ellas ocurrió durante su proclamación como rey donde pidió de forma airada que le retirasen del escritorio donde tenía que firmar varios documentos un tintero enorme y un estuche con plumas.

Después, en otro acto y también con una estilográfica de por medio, Carlos III volvió a quejarse de malas maneras de la pluma porque soltaba tinta. Las cámaras captaron frases como “Oh dios, odio esto” y ″¡No puedo soportar esta maldita cosa!”.

Tras estas polémicas, Carlos III se ha acercado a saludar a los ciudadanos que estaban agolpados en las vallas en Cardiff, Gales, donde el rey ha estado este viernes y donde ha puesto punto y final a su gira como nuevo soberano del Reino Unido.

En ese momento, alguien le ha regalado un bolígrafo “por si acaso”. El rey lo ha visto y se ha partido de risa al igual que todos los que se han dado cuenta, que además han aplaudido.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR