Carlos Alsina, un "muro de hielo" del que nadie habla mal

Paula M. Gonzálvez
·Redactora de El HuffPost
·2 min de lectura
Carlos Alsina en 'Más de uno'. (Photo: Onda Cero)
Carlos Alsina en 'Más de uno'. (Photo: Onda Cero)

El despertador de Carlos Alsina (Madrid, 1969) suena cada día a las 4:45 de la mañana. Lleva así desde 2015, cuando cogió las riendas de Más de uno en Onda Cero, que arranca todos días a las seis. Lo hizo tras una década al frente de La Brújula para empezar a dirigir el matinal.

Pese al madrugón, Alsina no duerme tanto como el resto de presentadores de su franja. Es incapaz de hacerlo. No se acuesta temprano, como él mismo contó en Onda Cero Barcelona cuando se incorporó a Más de uno: “Tengo una vida ordenada dentro del caos. Intenté acostarme muy temprano, pero fracasé. Igual es consecuencia de los todos los años que estuve haciendo La Brújula”, explicaba hace cinco años. Y así sigue siendo. No se va a la cama antes de las once y media, aunque para compensar se echa una buena siesta.

Alsina lleva más de 30 años en Onda Cero. Preguntes a quien preguntes, todos coinciden en decir que jamás le han visto perder los papeles en el trabajo. Es un hombre tranquilo. Le apasiona el oficio y le gusta sorprender. “Eso se contagia y llega al oyente”, explican sus compañeros.

La mayor parte de sus allegados le califican de “tío muy reservado de su vida privada”. “Alsina es el muro de hielo, no es fácil conocer al Carlos Carlos”, pero en el aspecto y el contacto profesional es “imposible no tenerle cariño y es un poco tímido”, añaden.

Vive a las afueras de Madrid, no tiene hijos pero sí tiene más de un perro. No practica deporte porque “su deporte es la radio”, apuntan sus conocidos.

Es una persona generosa. Lo primero que hizo al conocer a una de las becarias de la radio en 2013 fue regalarle una botella de vino blanco. Ella nunca le escuchó gritar ni un &rdquo...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.