Carlos Alcaraz o el sueño de convertirse en el número uno

·3 min de lectura
Carlos Alcaraz en el partido ante Jannik Sinner (Photo: USA Today Sports via Reuters)
Carlos Alcaraz en el partido ante Jannik Sinner (Photo: USA Today Sports via Reuters)

Carlos Alcaraz en el partido ante Jannik Sinner   (Photo: USA Today Sports via Reuters)

El murciano Carlos Alcaraz afrontará este viernes la primera semifinal de su carrera en un ‘Grand Slam’ cuando se enfrente al estadounidense Frances Tiafoe por un puesto en la final del Abierto de los Estados Unidos.

El cuarto y último ‘grande’ de un año ha servido para confirmar la progresión del murciano, justo en el escenario donde seguramente el año pasado dio el salto de calidad. De hecho, en 2021, cuando fue eliminado por el canadiense Felix Auger-Aliassime, ante el que se tuvo que retirar, buscaba instalarse en el ‘Top 50’ y ahora juega en Flushing Meadows como el tercer favorito.

El de El Palmar es el de mejor ranking que ha llegado a estas semifinales, donde además del premio de la final, también está la posibilidad de ser el nuevo número uno. Alcaraz pugna por ambos hitos con Casper Ruud y si logra alcanzar la pelea por el título y el quinto favorito, que abrirá las semifinales ante el ruso Karen Kachanov, no, sería el relevo del ruso Daniil Medvedev. Si ambos llegan al último partido, el campeón sería el nuevo primer clasificado del ranking y si ambos pierden, el trono sería para Rafa Nadal.

El balear sigue en la carrera por este privilegio pese a que fue eliminado en los octavos de final por una de las revelaciones de este US Open. Frances Tiafoe está volviendo a dar protagonismo al tenis masculino de su país y después de dejar fuera con bastante solvencia al de Manacor, se metió en la penúltima ronda tras dejar fuera en tres sets al ruso Andrey Rublev, sin perder su servicio y cediendo solo cuatro bolas de rotura.

El americano, que contará con el apoyo de la grada, llegará algo más fresco que el pupilo de Juan Carlos Ferrero, que tendrá que recuperarse del descomunal esfuerzo de las más de cinco horas que necesitó para ganar a Jannick Sinner, en lo que fue su segundo choque consecutivo en cinco sets tras el de octavos ante el veterano Marin Cilic.

Pese al efecto anímico que ha tenido este triunfo, también existe un desgaste que pondrá a prueba la fortaleza física del joven jugador murciano de 19 años, que está ante una gran oportunidad de ganar su primer ‘Grand Slam’, pero que tendrá que demostrar la madurez y la calma para ello.

Tiafoe, vigesimosegundo cabeza de serie y que hasta ahora ha demostrado saber gestionar la emociones y los nervios, está a un gran nivel y ya ante Nadal demostró que su servicio y sus golpes desde el fondo pueden hacer daño, aunque Alcaraz le propondrá un reto diferente, por ser otro potente sacador y poseer una poderosa derecha.

De momento, el tenista español llega advertido a su cita más importante de un año donde ya ha disputado seis finales, con cuatro títulos, no sólo por el nivel de Tiafoe, sino por haber perdido en su único enfrentamiento con el estadounidense, en 2021 y, curiosamente, en la teórica ‘peor’ superficie de este, la tierra batida del Conde de Godó (6-4, 7-6).

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...