Cómo Carlos Alcaraz se ha convertido en el tenista masculino más joven de la historia en ser número 1 del mundo

·6 min de lectura
Carlos Alcaraz
Carlos Alcaraz, con 19 años, se ha convertido en el tenista más joven en llegar a la cima del ranking de la ATP.

Era una revolución que se esperaba desde hace tiempo en el tenis: este domingo, en cuatro sets, el español Carlos Alcaraz, de 19 años, venció al noruego Casper Ruud y se quedó con la corona del US Open.

Con ello, Alcaraz rompió varias marcas al mismo tiempo: se convirtió en el tenista masculino más joven en ganar en ganar un Grand Slam desde que lo hiciera Rafa Nadal en Roland Garros en 2005.

También es el tenista más joven en ganar el US Open desde Pete Sampras.

Pero sobre todo se convirtió en el jugador más joven en la historia en llegar al número 1 del ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP). (En el ranking femenino, el de la WTA, la más joven fue Martina Hingis, que fue número 1 con 16 años).

Para muchos analistas, este ascenso se veía venir, especialmente después de la gran temporada que ha tenido en 2022, logrando 5 títulos, entre ellos los Abiertos de Madrid y Miami.

Su estilo de juego, lleno de creatividad, técnica irrefutable y mentalidad ganadora, lo ha llevado a ser considerado el heredero de los llamados "tres grandes": Roger Federer, Novak Djokovic y Rafael Nadal.

"Durante las últimas dos semanas ha mostrado su talento y corazón para ganarse a legiones de nuevos fanáticos, lo que demuestra por qué muchos lo consideran el jugador mejor posicionado para reemplazar a Nadal, Djokovic y Federer en la cima del juego masculino en los próximos años", escribió el periodista de la BBC especializado en tenis Jonathan Jurejko.

Por el momento, Alcaraz no parece estar persiguiendo las marcas de los tres mejores jugadores de la historia, sino más bien disfrutando lo que está consiguiendo.

Alcaraz haciendo un revés
Su técnico, el extenista Juan Carlos Ferrero, considera que Alcaraz solo ha "llegado al 60% de su potencial".

"Esto es algo con lo que soñé desde que era niño, ser el número uno del mundo y campeón de un Grand Slam", dijo Alcaraz tras lograr el título en Nueva York este domingo.

"Es algo por lo que he trabajado muy duro. Es muy, muy especial", señaló.

Pero, ¿cómo un adolescente flaco "como un espagueti" se convirtió en el futuro del tenis mundial?

"Todos los ingredientes para una gran ensalada"

La mayoría de los tenistas del circuito han sido unánimes en destacar el talento de Alcaraz.

Por ejemplo, el croata Marin Čilić, quien es número 16 del ranking ATP, señaló que "en términos de creatividad, es el mejor".

Sin embargo, pese a haber demostrado un talento innato desde que comenzó su carrera en el tenis, no ha sido siempre el portento físico que se vio recientemente en Nueva York.

Alcaraz nació en El Palmar, una localidad cercana a Murcia, en el sureste de España, que es conocida como un centro de producción agrícola que exporta a toda Europa.

Allí comenzó a mostrar su talento, especialmente en la escuela de tenis que dirigía su padre, Carlos Alcaraz Ferrero.

Sin embargo, cuando el mundillo del tenis local comenzó a notar las cualidades de su hijo, Alcaraz padre lo envió al lugar más cercano donde podría explotar su potencial: la academia de tenis de un exnúmero uno del mundo y ganador de un título en Roland Garros, Juan Carlos Ferrero.

Alcaraz y Ferrero
Alcaraz celebra con su técnico Juan Carlos Ferrero.

Pero allí la primera impresión no fue la mejor.

"Carlos tuvo que trabajar mucho su parte física, porque le hacía bromas diciéndole que parecía un espagueti", dijo Ferrero en una entrevista con la BBC.

Tenía 15 años cuando comenzó con Ferrero. No tardaron mucho en darse cuenta de todos los recursos que Carlos traía en sus brazos y piernas.

"Decidimos trabajar todos los golpes y de ese modo hacer especial énfasis en su selección de golpes. Tiene mucho talento y necesita ordenar todas las opciones que tiene cuando tiene que decidir qué hacer en la cancha", agregó el técnico.

Ese trabajo comenzó a dar amplios frutos, incluso antes de lo esperado. Y varios comenzaron a verlo como el esperado relevo de los tres grandes nombres del tenis masculino.

En 2022, un hecho pareció dirigir su camino hacia allí: de los cinco títulos que consiguió, uno de ellos fue el Open de Madrid, donde venció a uno de sus ídolos, el también español Rafael Nadal.

"Evidentemente que es un relevo, uno tiene 19 años recién cumplidos y el otro casi 36, si lo es a partir de hoy o no, no lo sé. Ya lo veremos", dijo entonces el ganador de 22 Grands Slams de Alcaraz.

También fue Nadal quien dio la mejor definición sobre su compatriota: "Cuando haces una ensalada y pones ingredientes dentro de la ensalada, pues él tiene muchos ingredientes para convertirse en un gran jugador".

Pocos defectos

Tal vez una de las razones por la que especialistas y otros jugadores han ubicado a Alcaraz en el primer puesto para reemplazar a tres leyendas del tenis es la combinación de características que lo hacen casi invencible, según señalan muchos especialistas en el deporte.

Carlos Alcaraz
Carlos Alcaraz venció a la leyenda del tenis Rafael Nadal en el Abierto de Madrid de este año.

Cuando Alcaraz venció de forma contundente a Alexander Zverev -medalla de oro en Tokio 2020- en la final del Abierto de Madrid, la exnúmero 1 del mundo y ganadora de 18 títulos de Grand Slam, Martina Navratilova, fue categórica: "Esa victoria fue una paliza".

"Alcaraz no tiene debilidades. No sé qué haría si estuviera jugando contra él", dijo en una transmisión deportiva en el canal Amazon Prime.

Por su parte, el periodista del portal Sport Daily Charlie Rhodes, dijo que Alcaraz "está al frente de la revolución de jugadores adolescentes que estaba esperando el tenis".

Para el experto en tenis de la BBC Russell Fuller, es posible que estemos presenciando el inicio de una nueva era.

"Hay que decirlo: no es inusual que adolescentes ganen grandes torneos: Mats Wilander ganó Roland Garros con 17 años, Michael Chang y Boris Becker ganaron Wimbledon con la misma edad", explicó Fuller.

Sin embargo, para Fuller queda claro que desde 1990 el juego se ha vuelto mucho más físico y ganar siete partidos al mejor de cinco sets durante dos semanas es un esfuerzo considerable.

"Lo que es tan intimidante para el resto del mundo es que Alcaraz ya parece ser prácticamente el jugador completo.", señala el experto.

Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer
¿Es Carlos Alcaraz el reemplazo de uno de los llamados "tres grandes"?

"Tiene pies rápidos como un rayo, poder, toque, resistencia y una confianza en sí mismo que puede cambiar un partido en sus momentos cruciales. Por si eso no fuera suficiente, también parece tener una volea especial", concluye.

Sin embargo, algunos también señalan que se han presentado antes otros casos de posibles sucesores a los "tres grandes" que no han llegado a consolidarse.

Pero en el caso de Alcaraz parece haber llegado para quedarse.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.