Carla Suárez, cuando saltar a la pista ya es ganar

·3 min de lectura

En septiembre de 2020, Carla Suárez sufrió el revés más duro de su vida al recibir la noticia de que padecía un linfoma de Hodgkin. Casi nueve meses después, la española no sólo ha dejado atrás la enfermedad, sino que jugará el martes en Roland Garros en un regreso a las pistas que será triunfal pase lo que pase sobre la tierra batida parisina.

Cuando salte a la cancha del recinto de Porte d'Auteuil para medirse con la estadounidense Sloane Stephens (59º y campeona del US Open en 2017) por la mente de la tenista canaria de 32 años pasará todo lo que ha acontecido en su vida desde que disputase su último partido oficial, en un lejano febrero de 2020 ante la checa Petra Kvitova en Catar.

"Disfrutar cada día, disfrutar los momentos en la pista. Y tratar de disfrutar estos últimos meses en el circuito tenístico junto a la familia del tenis como creo haber hecho estos años", enumeró sus objetivos para la WTA hace unas semanas la que llegase a ser la sexta mejor raqueta femenina del mundo.

- Sonrisa con enfermedad y pandemia -

Tras superar su enfermedad de la sangre, y pandemia sanitaria mundial de por medio, Carla Suárez muestra un estado físico envidiable y la eterna sonrisa que le ha llevado a ser una de las jugadoras más queridas del circuito femenino.

"Como persona, siempre ha sido una de las chicas más empáticas del circuito. Muy humilde, con los pies en la tierra", la describió Kvitova.

No es de extrañar que cuando anunció su dolencia, numerosas personalidades del mundo del tenis y del deporte en general le dedicasen palabras de ánimo. Rafa Nadal, Novak Djokovic, Garbiñe Muguruza, el piloto de Fórmula 1 Carlos Sainz Jr. o la cuenta oficial del FC Barcelona son sólo algunos ejemplos.

"Creo que soy una persona positiva, no pesimista. En el mundo del tenis, todo el mundo habló conmigo, todo el mundo puso cosas en Twitter y en Instagram. Eso para mí fue muy positivo, mucha fuerza, mucha energía", confesó.

Ahora regresa a un torneo en el que logró en dos ocasiones alcanzar los cuartos de final, su techo en Grand Slam, aunque la última vez fue en 2014.

- 12º y último Roland Garros -

Será su duodécima participación en el Grand Slam parisino, y probablemente la más especial, ya que será la última después de que Suárez anunciase que colgará la raqueta al finalizar la temporada.

"Me hace una ilusión tremenda poder participar en Roland Garros. He estado trabajando en estos últimos meses para darme la oportunidad de competir una última vez en París. Estoy deseando saltar a la cancha y volver a sentir lo especial que siempre ha sido para mí este torneo", explicó la tenista de Las Palmas la semana pasada para la Federación Española de Tenis.

"Estamos muy felices de volver a verte, Carla", tuiteó la cuenta oficial de Roland Garros para darle la bienvenida.

A Suárez, que ya había podido entrenar en el Masters madrileño, se la vio la semana pasada peloteando en el complejo de los Internacionales de Francia, con la misma masa muscular que le ha acompañado a lo largo de su carrera y con el pelo un poco más corto de lo normal, testimonio de los efectos de las ocho sesiones de quimioterapia y las quince de radioterapia para tratar su enfermedad de la sangre.

"Un pasito más en este camino. Hoy termino el tratamiento y puedo decir que he superado un linfoma de Hodgkin", anunció la jugadora en sus redes sociales el 22 de abril.

Su caso se une al de otras tenistas como la rusa Alisa Kleybanova o la estadounidense Victoria Duval, que también pudieron vencer al cáncer antes de regresar a las pistas.

Poco más de un mes después de su recuperación, Suárez se prepara para despedirse a lo grande de Roland Garros, iluminando con su sonrisa el cielo de París.

iga/mcd

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente