Cargar un coche eléctrico en poco más de un minuto está más cerca gracias a estas baterías

Un coche eléctrico cargándose.
Un coche eléctrico cargándose.

Un coche eléctrico cargándose.

El coche eléctrico busca seguir dando pasos para ser mayoritario en las carreteras españolas y para eso su gran margen de maniobra es mejorar la capacidad de las baterías para que se carguen más rápido y tengan más durabilidad.

En este sentido, todas las esperanzas están puestas en las llamadas baterías de estado sólido, que todavía están lejos de poder comercializarse. La empresa Morand está detrás de un nuevo tipo de batería que se carga en 72 segundos y que, según los últimos estudios, tiene una buena durabilidad que le permite seguir funcionando a pleno rendimiento durante un largo periodo de tiempo.

Concretamente, se mantiene a máxima capacidad de carga durante 50.000 ciclos. Esto permitiría aunar la rápida capacidad de carga con la fiabilidad, algo que puede revolucionar el mercado del automóvil.

Habitualmente el litio y el cobalto son los materiales principales de las baterías para coches eléctricos, mientras que en estas nuevas baterías de estado sólido también se utilizan el aluminio, el grafeno y el carbono.

Según la empresa que las fabrica, estas baterías todavía están en fase de desarrollo y el siguiente paso antes de plantearse su comercialización es asegurarse de que la seguridad no se ve comprometida y que la batería no se recalienta hasta alcanzar niveles peligrosos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR