Omella confirma que la Iglesia española investigará los casos de abusos a menores pero sin crear una comisión independiente

·3 min de lectura
Cardenal y presidente de la Conferencia episcopal española, Juan José Omella. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Cardenal y presidente de la Conferencia episcopal española, Juan José Omella. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella, ha asegurado desde Roma que la Iglesia española investigará los casos de abusos a menores pero a la vez ha rechazado crear una comisión independiente. Según Omella, los instrumentos actuales de la Iglesia católica son “suficientes”.

“No hace falta multiplicar entes. En cada diócesis hay la parte de los tribunales y el servicio de atención a las víctimas. Y eso es independiente. Portugal, Alemania Francia hacen lo que creen conveniente. Y nosotros también, siempre de acuerdo a los protocolos de la Santa Sede. Y les ha parecido bien. Si hay alguna dificultad lo veremos sobre la marcha”, ha apuntado el cardenal arzobispo en una rueda de prensa en Roma.

De esta forma, Omella ha confirmado que tiene el deseo de “esclarecer y llevarlo todo a término como está mandado por los protocolos de la Santa Sede y los tribunales civiles”. Es por ello que ya ha empezado a solicitar información para esclarecer los 251 casos pendientes que El País presentó en diciembre a través de una investigación sobre la pederastia en la institución.

Aunque no se ha facilitado mayor información del proceso, Omella ha precisado que han enviado a todas las diócesis y a los religiosos el informe que el diario entregó al Papa Francisco.

Nosotros estamos en contacto con la Santa Sede, con sus protocolos y les ha parecido bien.Cardenal Omella

Tan solo ha avanzado que cinco de las 31 diócesis se han puesto en contacto con la institución para empezar a esclarecer los hechos. “Nos piden los datos porque en algunos no los hay. Si había una acusación a sacerdote, pues diga de quién se trata y nosotros investigamos”, ha subrayado.

Por el momento, Omella no ha hablado de plazos aunque según recuerda El País, el Vaticano espera respuesta del informe de la Iglesia española y de acuerdo a sus procesos esto no debería demorar más de tres meses.

Una polémica investigación

El País aprovechó el contacto directo del Pontífice con los periodistas en su viaje a Grecia para entregarle un informe de 385 páginas correspondiente a investigaciones de los últimos tres años y en el que se señalaba a 251 miembros del clero y algunos seglares de instituciones religiosas.

En ese informe, el caso más antiguo data de 1943 y el más reciente de 2018 y la publicación también cuenta con los testimonios de víctimas de abusos sexuales en colegios religiosos, entre otros casos.

Nada más recibir el informe, el Vaticano remitió a las instancias competentes españolas los documentos para que se proceda. La primera reacción de los obispos fue hablar de “falta de rigor” con el objetivo de minimizar los casos de pederastia.

“Sería deseable que las acusaciones que recoge el citado informe tuvieran mayor rigor, ya que su contenido, de carácter muy dispar hace difícil extraer conclusiones que puedan servir a una posible investigación. De manera especial cuando faltan nombres de los acusados, años en que ocurrieron los abusos o se refiere a personas fallecidas”, señalaban en un comunicado.

Pese a esta reacción, en la misma respuesta, la Conferencia Episcopal destacaba todas las iniciativas para acabar con los abusos y los consideraba como “buena colaboración”.

Asimismo, pedía que la información de los casos se entregara también a las oficinas de protección de menores y prevención de abusos que están en las diócesis y congregaciones religiosas.

El Papa avala la decisión

El Papa ha recibido este viernes al segundo grupo de obispos de Barcelona, Tarragona y Valencia en visita ad limina (la visita que todos los obispos diocesanos deben realizar a los hogares de San Pedro y San Pablo en Roma). Tras la reunión, Omella ha confirmado que Francisco I ha avalado los pasos de la Iglesia española en materia de abusos.

Pero los abusos a menores no ha sido el único tema a tratar en la reunión. Además, como adelanta la publicación Alfa & Omega, los religiosos han hablado sobre el reto de la evangelización, el peligro de las ideologías, la polarización, las migraciones, la ideología de género y el papel de la mujer en la institución.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente