Caravana de migrantes cambió su ruta y continúa su camino hacia el sur de México

·3 min de lectura

Este sábado se cumplieron dos semanas desde que la caravana de miles de migrantes salió de la ciudad de Tapachula, el pasado 23 de octubre. Aunque no han detenido su recorrido, han tenido que enfrentarse a múltiples obstáculos y enfrentamientos con las autoridades mexicanas.

Cuando se cumplen dos semanas desde que la caravana de miles de migrantes salió desde Tapachula hacia la capital de México, la multitud ahora avanza hacia Tuxla Gutiérrez, en lugar de dirigirse a Oaxaca como tenían previsto. Este sábado, los migrantes reanudaron su camino desde el municipio de Arraiga, en el suroccidente de Chiapas y muy cerca de la frontera con el estado de Oaxaca. Su objetivo es continuar a la Ciudad de México y así lograr su anhelado sueño de pisar suelo estadounidense.

La caravana avanza a paso lento y con el ánimo decaído tras la muerte de uno de los suyos a manos de la Guardia Nacional, además del reciente enfrentamiento con las autoridades que dejó varios detenidos.

"Vamos cansados, pero seguiremos, primeramente Dios, para llegar a nuestro destino, dijo Ángel Lara, migrante de Honduras que viaja con su familia, quien también añadió que “esta caravana busca que les ayuden a llegar a la Ciudad de México porque la mayoría ya va con ampollas en la planta de los pies, niños enfermos y mujeres deshidratadas". En el parque central de Arriaga, los migrantes aprovecharon para descansar y recibir atención médica.

Una larga travesía

Según cuentan algunos de los migrantes, una vez lleguen a la ciudad de Tuxla Gutiérrez, tendrían que caminar al menos 135 kilómetros de carretera en zonas despobladas, descansar en alguna comunidad que se encuentren en el camino y hacer constantes paradas breves en gasolineras.

El pasado viernes 5 de noviembre, un compañero cubano perdió la vida tras recibir disparos de la Guardia Nacional. Tras este hecho, la caravana de migrantes tuvo nuevos enfrentamientos con la Guardia Nacional y agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), dejando a varios centroamericanos arrestados y a algunos con lesiones considerables entre las poblaciones de Pijijiapan y Tonalá.

Los migrantes cuentan que al ver que la situación se tornó violenta, empezaron a lanzar piedras a las fuerzas de seguridad.

Un flujo migratorio en aumento

El flujo migratorio se ha visto exacerbado en medio del aumento de la violencia y el desempleo en países como Guatemala, México y Haití, que hace que miles huyan de sus lugares de origen.

Según cifras reveladas el pasado 2 de noviembre por la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar), el Gobierno mexicano ha recibido 108.195 peticiones de asilo entre enero y octubre de 2021. Se trata del mayor registro de estas peticiones en la historia del país.

Tan solo entre enero y octubre se han triplicado en comparación con el mismo período de 2020, cuando fueron reportados 41.000 trámites. Y aunque varias agencias de la ONU rechazaron el uso de la fuerza en los operativos para interrumpir las caravanas, sigue latente contra miles de personas en busca de un mejor futuro.

Con EFE y France24.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente