Las caras y gestos de Emmanuel Macron en el debate son su peor enemigo para vencer a Marine Le Pen

Este próximo 24 de abril Francia celebra la segunda vuelta de sus elecciones presidenciales. Emmanuel Macron, el actual presidente, y Marine Le Pen, la aspirante, han protagonizado un tenso debate en el que no ha pasado desapercibido el lenguaje corporal del político liberal.

Macron ha recibido muchas criticas por algunas de sus actitudes, como el cruzarse de brazos, poner sonrisas condescendientes o situar sus manos en la barbilla. Cabe recordar que tradicionalmente al candidato se le ha acusado de tener una actitud muy arrogante.

Esta cara a cara con Le Pen no ha ayudado a desterra esa imagen, algo que puede alejar a esos votantes a los que teóricamente quiere convencer. Y es que cabe recordar que los dos candidatos se disputan los votos de Mélenchon, que quedó tercero y que criticó abiertamente el bajo nivel del debate en sus redes sociales. "Qué desperdicio. El país se merecía algo mejor", señaló.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente