Las caras de los evacuados de Mariúpol lo dicen todo sobre lo que han vivido

Han sido días y días de bombardeos constantes sin apenas agua ni alimentos. Por eso los rostros de los civiles evacuados de Mariúpol reflejaban el agotamiento y el sufrimiento, pero también alivio por dejar atrás el horror de la primera línea de la guerra.

Muchos de ellos se encontraban en la acería Azovstal, el último reducto de resistencia en la ciudad portuaria, que durante las últimas semanas ha soportado el asedio de las tropas rusas.

En la que ya ha sido definida como la operación más difícil del conflicto, un centenar de civiles ha sido evacuado y ha llegado ya a Zaporiyia. Mientras tanto, el conflicto continúa.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente