La otra cara de la noche de San Juan: perros atemorizados por los petardos

La noche de San Juan es una de las más mágicas del año en muchas comunidades autónomas como Cataluña, Baleares, Valencia, Galicia, algunos puntos de Andalucía y de las Canarias, entre otros. La tradición pasa por dar la bienvenida al verano haciendo hogueras en la playa, lanzando petardos y encendiendo fuegos artificiales. Se trata de una celebración muy especial para la mayoría pero que tiene una cara B: el sufrimiento de los animales domésticos.

Todo radica en la sensibilidad auditiva de mascotas como perros y gatos y en el estrés y la fobia que pueden provocarles los estruendos de los petardos. Según un estudio de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal recogida por el portal Crónica Global, la fobia más frecuente en perros son los sonidos fuertes.

Y es que los canes tienen un rango auditivo mucho más amplio que el de las personas, lo que les genera mayor sensibilidad. De hecho, existen planes de adiestramiento específicos que incluyen este tipo de ruidos y asociaciones animalistas que reivindican la pirotecnia silenciosa.

La parálisis y la ansiedad son los síntomas más frecuentes. Muchos animales pueden experimentar una aceleración del ritmo cardíaco, de la respiración e, incluso, temblores ante estas situaciones. Pero otros se quedan petrificados en estancias donde se sienten seguros y resguardados. Es habitual que acudan al cuarto de baño y se refugien en bañeras y duchas.

Así se puede apreciar en algunos de los vídeos compartidos por diferentes usuarios en las redes sociales sobre el efecto de la noche de San Juan sobre sus mascotas. Es el caso de Lola Salmerón que muestra un vídeo de su Yorkshire Terrier temblando sobre el sofá de su casa o el de Lucía Arana en el que aparece su inseparable compañero acurrucado en el plato de la ducha.

Para evitar estas situaciones, los expertos recomiendan algunas medidas como cerrar las ventanas, bajar las persianas y poner música a un volumen medianamente alto que sirva para amortiguar el sonido que proviene del exterior. Los calmantes y los sedantes también puede ser útiles para los casos más extremos, tal y como indica Crónica Global en su artículo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente