Cara a cara decisivo: Macron y Le Pen se enfrentan en su último debate por la Presidencia

·4 min de lectura

Duelo imperdible de cara a la segunda vuelta de elecciones presidenciales en Francia. El mandatario y aspirante a la reelección, Emmanuel Macron, se enfrenta a la candidata de la ultraderecha Marine Le Pen, en un debate televisivo este miércoles 20 de abril. En el clímax de la campaña ambos buscan convencer a las bases de votantes indecisos y cuando las encuestas muestran una reñida contienda. Edición especial en directo de France 24, a partir de las 2 p.m., hora de Bogotá.

Cinco años después, Emmanuel Macron y Marine Le Pen vuelven a enfrentarse por la Presidencia de Francia. Pero ahora, los márgenes de favorabilidad entre los dos se han reducido significativamente.

France 24 emite en directo el decisivo debate de este miércoles 20 de abril, a partir de las 13:45, hora de Bogotá.

Ambos aspirantes a ocupar el Palacio del Elíseo necesitan ampliar el apoyo antes de los comicios del próximo domingo 24 de abril. Muchos franceses afirman que aún no saben si irán a las urnas. Un público al que esperan apelar para inclinar la balanza a su favor.

Los dos candidatos difieren en casi todo: desde el sistema de pensiones hasta las medidas relacionadas con el medio ambiente, pasando por el uso del velo de las mujeres musulmanas, las libertades e instituciones públicas, el poder adquisitivo, la Unión Europea, la diplomacia internacional y las relaciones con Rusia, en medio de una guerra cuyas consecuencias sacuden al continente.

En 2017, un debate similar asestó un golpe concluyente a la campaña de Macron. En esta ocasión, el centroderechista lleva a cuestas los resultados como mandatario que defiende, incluida una fuerte recuperación económica post pandemia; mientras Le Pen ha disminuido su discurso antiinmigración para concentrarse en la defensa del poder adquisitivo que la ha llevado a ganar terreno en las encuestas.

Le Pen y Macron llegan al debate con una reñida favorabilidad

Después de superar la primera ronda electoral del 10 de abril, los sondeos dan una ventaja al mandatario de 44 años, al alcanzar una favorabilidad entre el 54% y el 56,5%, frente a un 43,5 y 46% de Marine Le Pen.

Se trata de una brecha entre 8 y 12 puntos. Una reducción considerable teniendo en cuenta que Macron ganó la Presidencia frente a Le Pen en 2017 con una ventaja de 32 puntos: 66% contra 34%.

Ambos candidatos llegan cuidadosamente preparados para el debate de más de dos horas y la previsible fuerte abstención es un enemigo común a vencer. Además, apuestan por atraer a los votantes de la izquierda que en la primera ronda respaldaron a Jean-Luc Mélenchon.

Después de muchas negociaciones y sorteos, finalmente el tema del poder adquisitivo abrirá la discusión. Marine le Pen, ubicada a la derecha de la pantalla, hablará en primer y último lugar.

Con un cara a cara para alquilar balcón, el centrista proeuropeo y la nacionalista antiinmigración podrían "mover más votos de los que hemos observado desde el comienzo de la Quinta República", señaló Brice Teinturier, director general adjunto de Ipsos Francia.

Los puntos de vista que enfrentan a Macron y Le Pen

Se espera que Le Pen atraiga a quienes tienen sentimientos “anti-Macron”, critique sus políticas y presente su plataforma populista como una alternativa.

También busca demostrar que está a la altura de una potencial mandato y promover lo que afirma son propuestas realistas. Entre ellas se encuentran la prohibición de los velos musulmanes y la reducción de las relaciones con la Unión Europea (UE) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Mientras tanto, Macron defenderá sus puntos de vista proeuropeos como la forma de hacer que Francia sea más fuerte en el escenario internacional. Asimismo, buscará convencer a los votantes de izquierda de que su postura a favor de los negocios no debería impedir que lo elijan.

En los últimos días, el jefe de Estado reconoció que algunos lo respaldarían solo para contrarrestar a la candidata de la extrema derecha, pero que más allá de eso espera liderar entre la diversidad en Francia.

“Quiero convencer a mujeres y hombres con diversos puntos de vista políticos”, aseguró.

“Esta es una campaña de profundo descontento para muchos franceses”. En lugar de ver esta elección como una oportunidad para soñar con un futuro mejor, muchos votantes sienten “cansancio, preocupación, a veces frustración o incluso enojo”, sostuvo Brice Teinturier, director general de la encuestadora IPSOS.

Algunos ciudadanos en París señalaron que del debate también esperan una alta atención sobre las preocupaciones climáticas, la educación y la importancia de una Europa fortalecida.

Con Reuters, AP y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente