Los caprichos de Shakira en su parto

El nacimiento de Milan Piqué Mebarak revolucionó al personal de la barcelonesa Clínica Teknon el pasado 22 de enero. Pero no solo por tratarse del hijo de una famosa, sino también por las múltiples exigencias de Shakira.

Shakira "hartó" a los médicos, tal y como informa María Eugenia Yagüe en su artículo del portal La Voz Libre. La diva obligó a que cerraran una planta entera de la clínica y pidió un pediatra en exclusiva para su bebé.

[Relacionado: La espectacular herencia de Milan]

El médico personal de la colombiana se desplazó hasta Barcelona y estuvo presente durante toda la cesárea, muy criticada por responder a motivos estéticos y de agenda. En ningún caso se realizó por recomendación médica.

Muy comentado también ha sido que Shakira recurriera a un cirujano plástico para que la cicatriz de la cesárea desapareciera de inmediato.

Milan ya tiene cuenta en Twitter y es socio del Barça desde su llegada al mundo por ser hijo de Gerard Piqué, buque insignia del club catalán actualmente. Medios de todo el mundo se agolpaban en los alrededores de la Teknon, esperando ansiosos una fotografía de los orgullosos progenitores con el niño.

[También te puede interesar: El nombre del hijo de Shakira desata la polémica]

Los reporteros han sido recibidos con sonrisas. Pero la realidad para el equipo de la Teknon ha sido más dura: todos, sin excepción, han firmado un contrato de confidencialidad para no desvelar ningún detalle del nacimiento. ¿Qué os parece?

PUBLICIDAD