Caos en la final de la Liga de Campeones | Gases lacrimógenos, violencia e imágenes dantescas

·1 min de lectura

Caos en París. La final de la Liga de Campeones entre el Real Madrid y el Liverpool se ha visto empañada por las escenas dantescas vividas antes del inicio del partido, incluido el lanzamiento de gases lacrimógenos, para evitar que grupos de aficionados se colaran en el campo.

También hubo robos a aficionados, agresiones y, en definitiva, una alarmante falta de seguridad y control llevaron al retraso del encuentro, algo inédito en el fútbol moderno.

El desastre fue tal que hubo aficionados que tuvieron que esperar más de dos horas en las colas de Saint Dennis, mientras otros trataban de entrar en tromba en el estadio saltando las vallas agrediendo al personal de seguridad.

Numerosos aficionados entraron en tromba al campo de Saint Dennis para intentar burlar la seguridad y aprovecharse de las endebles defensas francesas, que no pudieron parar a la marabunta que atacó las puertas.

¿Qué ha pasado?, preguntan a una mujer.

"Llevamos parados en esta puerta desde las seis y cuarto, tengo un asma muy fuerte y me han echado gas lacrimógeno dos veces. Lo estoy pasando muy mal".

¿Qué provocó los gases lacrimógenos?

"Nada, estamos aquí parados. No hubo nada. Ha sido horroroso. Nos hemos portado bien".

Escenas que recuerdan mucho a las vividas en la Eurocopa el año pasado, cuando un centenar de aficionados consiguió colarse por las entradas para minusválidos de Wembley, en el mayor caos organizativo que ha vivido la UEFA.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente