Cantabria aplaza al fin de semana el cierre del interior de la hostelería

Agencia EFE
·2 min de lectura

Santander, 6 abr (EFE).- El Gobierno de Cantabria prevé que la incidencia del coronavirus en la región se sitúe este fin de semana en "nivel de riesgo alto (3)", por lo que volverá a decretar el cierre del interior de la hostelería y reducirá aforos en comercio, deporte, bodas, bautizos, comuniones y eventos culturales.

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, y el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, han comparecido en rueda de prensa para reconocer que ese nivel alto se preveía para "hoy o mañana", pero los datos apuntan a que no será estos días, y sí se llegará ese umbral de riesgo 3 "el fin de semana".

En el momento en el que la incidencia de casos por cada 100.000 habitantes en 7 días se sitúe en 75 -ahora está en 70-, Cantabria volverá "si no es ese día, los días siguientes" a la situación de hace un mes, cuando los bares y restaurantes no podían abrir sus interiores, las terrazas solo pueden funcionar al 75 % de su capacidad y los comercios minoristas deben tener un tercio de sus clientes.

El consejero cántabro reconoce que la hostelería "no es el culpable" de la situación actual, pero ha asegurado que existen "evidencias científicas" de que es una actividad que implica que la gente se quite la mascarilla y esté en contacto cercano, lo que "posibilita la transmisión del virus". "Nadie puede discutir que es una cuestión que favorece la transmisión del virus", ha apostillado.

Los datos de la Consejería de Sanidad reflejan este martes que la ocupación de las camas en las UCI ha subido en más de dos puntos hasta el 19,6 por ciento, con 21 personas hospitalizadas en esa unidad, al igual que se incrementan los casos nuevos, 57 más que 24 horas antes, y otra persona ha fallecido por el coronavirus, una mujer de 67 años.

El número de muertos por esta enfermedad, desde que se inició la pandemia, llega ya a los 550 en Cantabria, donde la incidencia de la enfermedad a 14 días es de 134 casos por 100.000 habitantes.

Wallmann ha explicado que estos datos reflejan un nivel medio de alerta, el denominado nivel 2, pero "la tendencia es creciente". "La cosa va a peor", ha aseverado y lamenta que no baje la ocupación en UCI.

(c) Agencia EFE