Cannes: "La sal de la tierra" sobre Salgado gana premio especial Una Cierta Mirada

Por Ana María ECHEVERRÍA
El cineasta alemán Wim Wenders, codirector del documental "La Sal de la Tierra", posa junto a su esposa Donata Scmidt, el 21 de mayo de 2014 durante el Festival de Cine de Cannes

El documental "La Sal de la Tierra", de Juliano Ribeiro Salgado sobre la obra de su padre, el fotógrafo brasileño Sebastiao Salgado, codirigido por el alemán Wim Wenders, ganó este viernes el premio especial de la sección Una Cierta Mirada del Festival de Cannes.

"Estoy muy emocionado por el premio a este filme, con el que hemos tratado de aportar un mensaje de optimismo", dijo Ribeiro Salgado, de 40 años, tras recibir el galardón de manos del presidente del jurado, el productor y cineasta argentino Pablo Trapero, en la ceremonia de clausura de Una Cierta Mirada.

"La Sal de la tierra", que se estrenará en Francia en octubre y en Brasil a fines de año, vuelca una mirada íntima y profunda sobre la vida y obra de Salgado, quien desde hace 40 años recorre el planeta para qeu el mundo sea testigo de hambrunas, éxodos, guerras y de la destrucción del planeta, pero también de paisajes y territorios vírgenes, grandiosos, que quiere ayudar a conservar.

Win Wenders, que debió regresar la víspera a Berlín, envió un mensaje declarándose "loco de alegría" por el prestigioso premio, al que aspiraban 20 películas de una veintena de países.

El documental narra --según explicó Juliano Ribeiro Salgado a la AFP en Cannes--, "la transformación, como hombre y como artista, de Sebastiao Salgado", que nació en 1944 en una finca de Aimorés, un pueblo perdido de Minas Gerais, y descubrió la fotografía en París, en los años 70, cuando una cámara cayó casi por azar en sus manos.

El fotógrafo ha regresado ahora a la finca familiar, con su esposa Lelia, un pilar en su vida. Juntos han creado el Instituto Tierra, sembrando millones de árboles para reforestar la finca familiar y toda la asolada zona.

Salgado no estuvo en Cannes para el estreno el martes de "La Sal de la tierra", sino en Singapur, para la inauguración de una exposición de su obra.

"Sebastiao es un hombre muy tímido, con mucho pudor", explicó Juliano, quien empezó filmando a su padre en un viaje que hicieron juntos en 2009 a Amazonia, para "Génesis", uno de los grandes proyectos de Salgado. Allí convivieron un mes con la tribu Zo'e, que viven aún en la era paleolítica.

"Cuando regresamos, Sebastiao vio las imágenes y se quedó muy conmovido". Y fue allí que hijo y padre decidieron hacer un filme juntos.

Wim Wenders, el galardonado realizador de "Paris, Texas" y "Buena Vista Social Club", se unió poco después al proyecto, contó Juliano en la entrevista.

"La Sal de la tierra" ha sido comprada ya por varios países europeos, además de por Australia y Nueva Zelanda.

El premio principal de Una Cierta Mirada fue atribuido a "White God", del húngaro Kornél Mundruczó, y el premio de la crítica internacional a una película en esta sección recompensó "Jauja", del argentino Lisandro Alonso.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines