En Cannes, un festival simbólico en vistas del próximo encuentro en 2021

Alexandra DEL PERAL
·2 min de lectura
Los invitados llegan al palacio de festivales para asistir a la apertura de la edición simbólica del Festival de Cannes, el 27 de octubre de 2020, en Cannes, Francia

En Cannes, un festival simbólico en vistas del próximo encuentro en 2021

Los invitados llegan al palacio de festivales para asistir a la apertura de la edición simbólica del Festival de Cannes, el 27 de octubre de 2020, en Cannes, Francia

Tras el impacto de la cancelación del festival de Cannes en mayo, los organizadores ya reflexionan sobre un nuevo marco sanitario para que la edición 2021 sea la del reencuentro, independientemente del covid-19.

"¡Cannes 2021 se llevará a cabo!", dijeron al unísono Thierry Frémaux, delegado general del festival de Cannes y Pierre Lescure, su presidente, el martes por la noche en la apertura de la edición simbólica 2020, que se celebra hasta el jueves.

En un palacio de festivales medio lleno, aforo de 1.000 personas obliga, el tándem a la cabeza del festival se mostró confiando. 

"Hay como un sabor de Cannes 2021 esta noche", declaró Frémaux, manifestando su "emoción" de estar en escena después del trauma que representó la anulación del festival en primavera (boreal). 

"Nos dijimos que no podíamos no venir a Cannes este año. Queríamos venir a mostrar cine, mostrar películas, artistas", añadió al lanzar este acontecimiento, que presenta 4 películas de las 56 de la "selección oficial".

- Establecer hitos para la edición 2021 -

Además de representar la celebración del cine en estos tiempos difíciles para el sector, este festival simbólico es también una manera de sentar las bases para la edición 2021. 

Toma de temperatura del público antes de la entrada en el palacio de festivales, puesta a disposición de gel hidroalcohólico, distancia física en las colas, uso de mascarillas... "se han tomado todas las condiciones sanitarias necesarias", insistió Pierre Lescure.

Como señal de adaptabilidad y flexibilidad, las sesiones de proyección incluso se adelantaron una hora para que el público pueda regresar antes del toque de queda.

"Esta noche es una demostración que se puede y, sobre todo, que se deben celebrar acontecimientos en perfectas condiciones sanitarias", lanzó el alcalde de Cannes, David Lisnard, pidiendo que se declare el "estado de emergencia cultural".

"La cultura es fuente de vida y hace vivir a miles de personas. No se pueden anular más acontecimientos", añadió, bajo los aplausos de los espectadores.

¿Cómo será la 74ª edición del festival de Cannes? Difícil por ahora de saberlo.

- Vitrina del 7ºarte -

Otros festivales de cine han tenido lugar en los últimos meses, como el de San Sebastián o el de Venecia, lo que demostró que esto es posible a pesar de las limitaciones de una pandemia.

Si bien todavía no se conocen las modalidades concretas de la edición 2021, ésta tendrá una importancia capital.

El festival de Cannes no es sólo un acontecimiento glamoroso donde convergen estrellas internacionales, es, sobre todo, un gigantesco escaparate para las películas, una enorme máquina económica y cultural donde convergen cada año 40.000 profesionales y cerca de 200.000 espectadores.

Esta "responsabilidad" respecto a un sector, el cine, y más globalmente, de la cultura, fue planteada por Pierre Lescure, que recordó que la celebración de esta edición simbólica era también una manera de apoyar toda la cadena de los oficios del cine.

adm/rh/jg/ode/mab/mb