El candidato liberal surcoreano ve conveniente aflojar la presión sobre Pionyang

·2 min de lectura

Seúl, 25 nov (EFE).- El candidato del liberal Partido Democrático (PD) para las presidenciales surcoreanas del próximo marzo, Lee Jae-myung, dijo hoy que, en la situación actual, convendría aplicar una política menos severa en materia de sanciones sobre Corea del Norte.

"Si tenemos en cuenta solo la situación actual, creo que la política actual de apaciguamiento sería más eficaz que una política de confrontación de línea dura o una política de sanciones", dijo Lee en una rueda de prensa celebrada en el Club de Corresponsales Extranjeros de Seúl.

Las conversaciones sobre desnuclearización con Corea del Norte se mantienen bloqueadas desde el fracaso de la cumbre de Hanói en 2019, donde Washington rechazó la oferta de desarme de Pionyang y se negó a levantar sanciones.

Lee, que al igual que varios presidentes liberales surcoreanos comenzó su carrera ejerciendo como abogado en materia de derechos civiles, consideró "útil" la manera de abordar la desnuclearización norcoreana del expresidente estadounidense Donald Trump, hablando "de líder a líder".

Afirmó a su vez que el tratar de solventar así "todos los problemas que hay ligados a un asunto tan complejo se antojaba casi imposible" y que, en definitiva, no se puede decir "que la política de línea dura de sanciones y presión produjera los resultados que esperaban los países occidentales".

Lee, que se definió como un "pragmático" que tiene como principal meta el "interés nacional", consideró en todo caso que su Gobierno actuaría para con el vecino dependiendo siempre de los futuros desarrollos de la situación en la península.

El candidato liberal, que ha sido alcalde de Seongnam (ciudad dormitorio de Seúl) y gobernador de la provincia de Gyeonggi (la más poblada del país), dijo a su vez que se reuniría en persona con el líder norcoreano, Kim Jong-un, apelando a la "relajación condicional de sanciones a cambio de acciones simultáneas y por fases".

Dijo también que su Gobierno debería ser "más independiente y activo" que el actual Ejecutivo de Moon Jae-in para resolver la situación en la península.

En lo que respecta a la tirante relación actual entre Japón y Corea del Sur, Lee aseguró que los analistas que consideran que su posible victoria en marzo supondría un empeoramiento de los lazos entre ambos vecinos han "malinterpretado" sus palabras y aseguró que admira profundamente al pueblo nipón.

A su vez, puntualizó que para avanzar hacia una mejor relación sería necesaria una nueva "disculpa sincera" de Tokio por las atrocidades cometidas durante la ocupación de la península (1910-1945) y también defendió la necesidad de aplicar una política de "doble vía" que separe las diferencias histórica y territoriales de los lazos sociales y económicos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente