El candidato de Evo Morales pisó Bolivia y fue procesado

LA NACION

LA PAZ.- No había terminado de salir del aeropuerto de La Paz, en su retorno luego de un exilio de dos meses, cuando el candidato presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, fue notificado por la fiscalía sobre su procesamiento por corrupción durante el gobierno de su mentor, el expresidente Evo Morales.

Arce, que lidera los sondeos con vistas a los comicios del próximo 3 de mayo, llegó en un vuelo comercial desde Buenos Aires, tras conseguir el apoyo de Morales para la fórmula del MAS junto al excanciller David Choquehuanca. Luego de obtener un salvoconducto del gobierno de su país en diciembre pasado, Arce pidió asilo en México.

Apenas bajó del avión, Arce fue notificado por un policía de la fiscalía en un pasillo del aeropuerto de El Alto por supuesto incumplimiento de deberes en el caso de un desfalco a un fondo indígena cuando ejerció como ministro de Economía (2006-2017 y nuevamente en 2019), según un video casero divulgado profusamente por las redes sociales.

En una imagen difundida por el diario Página Siete se ve ayer a Arce cuando firma la citación para comparecer ante una fiscalía hoy por la mañana. Tras firmar la citación, el candidato presidencial salió del aeropuerto, donde fue recibido por su compañero de fórmula y una multitud de partidarios que portaban banderas bolivianas y la wiphala, que representa a los pueblos indígenas.

"Junto al pueblo venceremos. Sentí mucho cariño y ahora continuamos nuestro camino a la presidencia", tuiteó luego Arce.

Afirmó también que "las condiciones en este momento no son las mejores para realizar una campaña electoral" porque los dirigentes del MAS están siendo "perseguidos y amedrentados"

El exministro de 56 años, considerado padre del "milagro económico" de Bolivia, enfrenta, como varios de sus excolegas, diversas acusaciones ante la Justicia boliviana. El extitular de Gobierno (Interior) Carlos Romero fue enviado preventivamente a la cárcel durante seis meses, mientras dure una investigación también por corrupción.

El líder aymara de derecha Rafael Quispe, director del Fondo de Desarrollo Indígena, pidió a la Justicia que Arce "sea citado, aprehendido y llevado a la cárcel" por "supuesta responsabilidad en un millonario desfalco" a un fondo indígena cuando era ministro y cabeza del sector. La fiscal Heidy Gil, que firmó la citación, dijo anteayer que "por ahora no existe ninguna orden de arresto" contra Arce.

El candidato del MAS encabeza con el 26% las intenciones de voto, seguido por el derechista Luis Fernando Camacho y el expresidente de centro Carlos Mesa, ambos con 17%. En cuarta posición figura la presidenta transitoria Jeanine Áñez, con 12%, según un sondeo de la firma Mercados y Muestras, difundido el domingo.

Tras dimitir el 10 de noviembre, Evo viajó exiliado a México y un mes después obtuvo refugio político en la Argentina, desde donde dirige la campaña del MAS.

Evo, que gobernó Bolivia durante casi 14 años, está impedido de participar en los comicios de mayo, tras anularse las elecciones de octubre pasado, en las que la OEA encontró irregularidades que derivaron en su renuncia.

Agencias AFP y ANSA