Candidatas rompen barreras en las elecciones de Estados Unidos

·2 min de lectura
Deb Haaland, una demócrata que en 2018 ya se convirtió en una de las primeras mujeres indígenas de Estados Unidos en ser elegida para el Congreso

Candidatas rompen barreras en las elecciones de Estados Unidos

Deb Haaland, una demócrata que en 2018 ya se convirtió en una de las primeras mujeres indígenas de Estados Unidos en ser elegida para el Congreso

Varias candidatas derribaron barreras este martes durante las elecciones en Estados Unidos, como ocurrió en Nuevo México, convertido en el primer estado que enviará una delegación íntegramente compuesta por mujeres de color a la Cámara de Representantes.

El grupo de legisladoras está formado por la representante Deb Haaland, una demócrata que en 2018 ya se convirtió en una de las primeras mujeres indígenas de Estados Unidos en ser elegida para el Congreso; su compañera de partido Teresa Leger Fernandez, que es latina, y la republicana Yvette Herrell, también de origen indígena 

En Wyoming, la republicana Cynthia Lummis consiguió este martes el primer escaño en el Senado para una mujer procedente de un estado del oeste. .

La carrera en Wyoming era ya histórica, puesto que todas las candidatas de ambos partidos para las cámaras de Washington eran mujeres. 

Entre ellas estaba Liz Cheney, hija del exvicepresdidente republicano Dick Cheney, quien conquistó su tercer mandato para la Cámara de Representantes. 

En Misuri, Cori Bush se convirtió en la primera mujer negra elegida para representar al estado en el Congreso.

También abrieron nuevos caminos las candidatas de Delaware y Vermont que se convirtieron en las primeras legisladoras abiertamente transgénero en sus estados.

Sarah McBride, de 30 años, consiguió ser  la primera senadora transexual elegida de Delaware, haciéndose con el 86% de los votos en el primer distrito para el Senado de su estado. La nueva legisladora se convertirá igualmente en la primera senadora de un estado abiertamente trans a nivel nacional, y en la más alta funcionaria transexual de Estados Unidos. 

"Lo logramos. Ganamos la elección general. Gracias, gracias, gracias", escribió en su cuenta de Twitter tras la elección.

"Espero que esta noche muestre a un chico LGBTQ que nuestra democracia es lo suficientemente grande para ellos, también", declaró.

Un poco más al norte, en Vermont, Taylor Small, de 26 años, se convirtió en la primera representante transgénero del estado, obteniendo el 43% y el 41% de los votos en sus dos distritos.

Sus victorias llegan apenas algunos años después de que la demócrata Danica Roem se convirtiera en la primera legisladora abiertamente trans de Estados Unidos. Roem fue elegida para la Asamblea del estado de Virginia en 2017.

jz/ft/rs/llu