Cancilleres de la UE discutieron respuesta a Rusia, campañas de vacunación y Venezuela

·3 min de lectura

Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea discutieron este lunes en Bruselas una reacción en bloque al arresto del opositor ruso Alexéi Navalni, y una pesada agenda que incluyó la situación de las campañas de vacunación y el cuadro político en Venezuela.

En la primera reunión presencial del año en Bruselas, los diplomáticos acordaron enviar a Rusia al jefe de la diplomacia del bloque, el español Josep Borrell, pero por el momento decidieron poner a un lado la adopción de nuevas sanciones.

"Será una buena oportunidad para discutir con mi contraparte rusa todos los asuntos relevantes, y pasar un mensaje claro sobre la presente situación", dijo Borrell en una conferencia de prensa al fin de la reunión de los cancilleres.

"Obviamente el Consejo Europeo está listo para reaccionar de acuerdo con las circunstancias, y tomar las acciones apropiadas si la circunstancias lo requieren", añadió el funcionario.

La eventual adopción de sanciones requiere el apoyo unánime de los países del bloque. Según una fuente diplomática consultada por AFP, la cuestión de las sanciones fue discutida en la reunión, pero la opinión mayoritaria fue que era un paso "prematuro".

"Las sanciones son una herramienta posible, pero es necesario esperar y ver qué ocurrirá en Moscú", dijo uno de los diplomáticos consultados.

Altos funcionarios de la UE llevan una semana exigiendo la liberación de Navalni, detenido el 17 de enero cuando regresó a Moscú tras ser atendido en Alemania por una intoxicación con un agente nervioso.

La UE ya ha sancionado a varios funcionarios rusos por su presunta participación en el intento de asesinato.

- Venezuela en la agenda -

Con relación a Venezuela, los cancilleres divulgaron unas "Conclusiones" de cuatro páginas en que se limitaron a reiterar las posiciones consensuadas por los países de la UE sobre el tema.

Además, formularon un llamado a las autoridades venezolanas a garantizar la integridad la oposición.

El pedido se refiere a "los representantes de los partidos de oposición elegidos para la Asamblea Nacional de 2015, y especialmente a Juan Guaidó, así como los otros representantes de la oposición democrática".

De acuerdo con los cancilleres europeos, son considerados "importantes actores e interlocutores privilegiados".

Los cancilleres también instaron "a la oposición democrática a adoptar una posición de unidad con la visión de un proceso inclusivo de diálogo y negociación".

Los ministros de relaciones exteriores reiteraron que la UE no reconoce las elecciones legislativas realizadas en diciembre pasado, y por lo tanto desconocen también la legitimidad de la nueva Asamblea Nacional.

"La UE reitera su apoyo a todos aquellos que trabajan en favor de un futuro democrático para Venezuela", apunta el documento.

Los cancilleres también discutieron las relaciones de la UE con Turquía, mantuvieron una videoconferencia con altos funcionarios japoneses y conversaron sobre las relaciones del bloque con el nuevo gobierno estadounidense.

Finalmente, la UE lamentó el gesto "inamistoso" del Reino Unido, que se resiste a conceder al nuevo embajador de la UE en Londres el mismo nivel diplomático que al resto de los embajadores y pretende darle apenas el nivel reservado a organismos internacionales.

“Tenemos 143 representaciones de la UE en todo el mundo y todas tienen estatus diplomático de acuerdo con la Convención de Viena, que permite la reciprocidad. Ésta es la norma ', expresó Borrell.

Sin embargo, expresó su confianza "en que esta disputa con nuestros amigos en Londres se resolverá de manera satisfactoria para ambas partes".

ahg/eg