Canciller pide a EEUU que lleve "carga compartida" con México sobre drogas

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, habla durante una comparecencia en el Senado de México. EFE/Madla Hartz

México, 3 dic (EFE).- El tráfico y consumo de drogas es una tarea común para México y Estados Unidos y ambos países tienen que compartir la carga y los compromisos que genera esa problemática, declaró este martes el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Ebrard compareció hoy ante el Senado, como parte de la glosa del Primer Informe de Gobierno, donde también señaló que México "no está de acuerdo, ni ve con buenos ojos" que las organizaciones criminales en México sean catalogadas como organizaciones terroristas.

"Tenemos enfrente un fenómeno de criminalidad transnacional", dijo Ebrard ante los legisladores en la sede de la Cámara alta en la Ciudad de México.

Señalo que de EEUU provienen el 70 % de las armas confiscadas en México y también "una enorme, muy importante cantidad de recursos (económicos) que manejan los grupos delictivos en México, la delincuencia organizada".

Precisó que de México hacia Estados Unidos van drogas y precursores "y por muy elemental lógica, tiene que haber un carga compartida".

Dijo que México no podría ni ha aceptado que el problema del consumo en Estados Unidos de diferentes tipos de estupefacientes o drogas ilícitas sea nada más responsabilidad de México.

"Asumimos nuestra responsabilidad, pero en la relación bilateral tenemos que ser muy claros en que es una tarea común y tenemos que compartir la carga, las medidas, las acciones y los compromisos".

Enfatizó que para México lo principal "es reducir el tráfico de armas y de recursos económicos para el crimen organizado en nuestro país, ese ha sido nuestro planteamiento".

Recordó que se han formado varios grupos de trabajo, de alto nivel de seguridad, y uno de ellos tiene que ver con el tráfico de armas y otro con la gestión de las finanzas.

Según Ebrard, "no tiene ningún sentido culparnos entre los dos países", ya que ambas naciones necesitan resultados y lo único cierto es que en Estados Unidos el consumo sigue subiendo y las muertes por adicciones también.

"No queremos hacer sólo lo que hemos venido haciendo, habrá que hacer otras cosas, como reducir el tráfico de armas y la disponibilidad de recursos", ratificó.

Expuso que también le han hecho saber al Gobierno de EEUU que México no está de acuerdo "con la designación de organizaciones criminales, de la delincuencia organizada, como organizaciones terroristas, por las implicaciones" que ello puede tener para la "soberanía e intereses nacionales" del país.

Recordó que nunca ha sucedido que se designe a una organización criminal como terrorista, solamente se ha usado con motivos políticos y religiosos.

"Si EEUU quiere respaldar y ayudar a México, debe reducir el tráfico de armas y de recursos no designando a las organizaciones delincuenciales como terroristas", dijo.

Ebrard anunció al Senado que esta semana se reunirá con William Barr,el fiscal general de los EEUU, para hablar sobre el tema de seguridad.

Sobre el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que el Senado mexicano ratificó hace varios meses, dijo que el proceso ha sido muy largo "porque se ha dado un diálogo, una negociación entre la administración en Estados Unidos y su Congreso".

Dijo que de ese diálogo interno en Estados Unidos "México no es parte cotidiana".