El canciller austríaco Kurz, bajo investigación por corrupción

·2 min de lectura

El canciller austríaco Sebastian Kurz, que ya está siendo investigado por un caso de corrupción, es sospechoso de haber usado fondos gubernamentales para asegurarse una cobertura mediática favorable.

"Sebastian Kurz y otros nueve sospechosos, así como tres organizaciones" son objeto de una investigación por delitos de corrupción relacionados con este caso, precisó este miércoles la fiscalía en un comunicado.

Por la mañana se efectuaron registros en las instalaciones del ministerio de Finanzas y en la sede del partido conservador ÖVP, entre otros.

Entre 2016 y 2018 "se usaron recursos del ministerio para financiar encuestas de opinión parcialmente manipuladas que sirvieron un interés político exclusivamente partidista", estima la fiscalía, que basa sus acusaciones en mensajes de texto.

En aquel período Sebastian Kurz no era canciller pero formaba parte del gobierno como ministro de Relaciones Exteriores.

Según la fiscalía, se publicaron artículos elogiosos y encuestas de opinión favorables a Kurz a cambio de la compra de espacios publicitarios por parte del ministerio de Finanzas, en ese momento en manos de los conservadores.

La prensa austríaca afirma que se trata del periódico sensacionalista Österreich.

Kurz ya está siendo investigado por hacer declaraciones falsas a la comisión parlamentaria sobre la corrupción, pero por el momento no ha sido inculpado.

- "Acusaciones inventadas" -

El dirigente de 35 años, quien asistía este miércoles a una cumbre europea en Eslovenia, denunció "acusaciones inventadas".

"Algunos fragmentos de mensajes de texto se han sacado de contexto o se han distorsionado, y se ha creado un dosier delictivo en torno a ellos", señala en una declaración transmitida a la AFP.

Este nuevo asunto podría afectar a la alianza entre conservadores y ecologistas.

Un diputado conservador atribuyó la investigación a "grupúsculos izquierdistas" dentro de la fiscalía.

El presidente de Austria, procedente del partido ecologista, Alexander Van der Bellen ha reaccionado: "La sospecha generalizada de parcialidad hacia la fiscalía expresada por un parlamentario supone traspasar los límites de forma inadmisible".

El vicecanciller, salido de los Verdes, Werner Kogler, consideró que estas revelaciones no afectan, por el momento, al trabajo de la coalición.

Pero lamentó los ataques de los conservadores a la justicia, un ministerio dirigido por los ecologistas, y defendió la independencia de los jueces en Austria.

Convertido en canciller por primera vez en diciembre de 2017, Sebastian Kurz perdió a su primer socio de coalición, el partido de extrema derecha FPÖ, debido a un escándalo de corrupción en mayo de 2019 conocido como el Ibizagate.

Regresó al poder en enero de 2020, de la mano de los Verdes.

jsk-bg/anb/erl/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente