¿Una canción en catalán representando a España en Eurovisión? Con Siderland, es posible

El grupo catalán Siderland, candidatos del Benidorm Fest 2023
El grupo catalán Siderland, candidatos del Benidorm Fest 2023

El grupo catalán Siderland, candidatos del Benidorm Fest 2023

El destino quiso que Massiel se convirtiera en 1968 en la primera española en ganar Eurovisión después de que Joan Manuel Serrat fuera apartado del festival por su intención de cantar el mítico La La La en catalán. En esa época, todavía bajo la dictadura de Franco, las lenguas ‘regionales’ gozaban de nula publicidad por parte del régimen y el famoso cantautor, azuzado por la élite cultural catalana, ideó interpretar en el festival una estrofa de la canción en catalán.

El artista y su entorno sabían que sería algo difícil de aceptar por el régimen, así que plantearon la opción de lanzar un órdago a TVE asegurando que quería interpretarla íntegramente en este idioma.  Pero su estrategia falla: el ente público no negocia con Serrat y rompe precipitadamente el acuerdo.

TVE se reunió después con la discográfica Zafiro para elegir ese mismo día a otro cantante que tuviera en ese momento contrato con el sello. La elegida fue Massiel, que por entonces estaba de promoción en Latinoamérica. A la ‘Tanqueta de Leganitos’ la obligan a cogerse un vuelo urgente de vuelta, grabar el tema en apenas un par de días y partir rumbo a Londres para competir en el concurso. El resto, es historia.

Desde entonces, España nunca ha tenido la oportunidad de estar representada en Eurovisión con un tema en catalán. Tampoco en ninguna lengua cooficial, con la excepción el año pasado de Tanxugueiras y su Terra. Este año, una de las 18 propuestas clasificadas para el Benidorm Fest es en catalán. Se trata de Que esclati tot y la firma el grupo Siderland.

Uri Plana, Albert Sort y Andreu Manyós son los artífices de este hecho histórico. Tres amigos que se han unido para dar forma a este trio musical que despunta por sus canciones alegres y verbeneras. Con un público ya muy sólido en Cataluña, el grupo aspira a dejarse escuchar fuera de su territorio y que sus temas se cuelen en las listas de éxitos del pop internacional. Sí, en catalán.

Porque su lengua es el sello identitario de su música. “La música es un lenguaje más universal que cualquier otro idioma. Y si por algo se caracteriza Eurovisión es por ser una fiesta de las lenguas y las culturas”, asegura Uri, el vocalista de Siderland, en una entrevista a El HuffPost.

Aupados por los eurofans, los tres barceloneses se muestran confiados de que la canción va a gustar mucho y que cuentan con opciones de llegar a Liverpool representando a España. ¿Y qué dirían partidos políticos como Vox sobre esto? Ellos responden sin miedo: “Seguro que habrá gente a la que le guste y a quien no. Pero nosotros somos fieles a lo que hacemos y eso nunca nos va a frenar”.

- ¿Por qué se embarca Siderland en la aventura del Benidorm Fest?

- Pues gracias a los eurofans. Hace un año y medio, empezamos a ver tuits de seguidores del festival que decían que nuestra música sonaba muy eurovisiva y nos animaban a presentarnos al Benidorm Fest. Así que nos lanzamos a la aventura, aunque fue un poco de rebote. De nuestro último disco cogimos la única canción que duraba menos de tres minutos y la presentamos. Al final, nos quedamos como reservas. Este año, con más tiempo, nos hemos currado una canción hecha para Eurovisión y todo lo que eso implica. Es una canción muy trabajada para este formato y, de momento, ya estamos dentro del Benidorm Fest.

- ¿Qué fortalezas tiene Que esclati tot para ser la canción idónea para Eurovisión?

- Bueno, lo de ‘idóneo para Eurovisión’ es muy difuso porque es un festival donde puede pasar de todo. Nuestra apuesta tiene un sonido muy moderno. Tiene electrónica, un beat muy rápido y mucha caña. Nuestro punto fuerte es que sabemos hacer buenas canciones para Eurovisión. (ríe) La asignatura pendiente es lo que se nos viene ahora por delante: hacer un buen espectáculo para televisión. Pero sabemos que la canción va a gustar.

- El tema, eso seguro, va a ser en catalán. Hace unos días, escuché decir a Manu Guix que sí se podía triunfar cantando en este idioma. ¿Eso es posible de verdad o la lengua puede ser un obstáculo?

- Yo creo que sí se puede alcanzar gran éxito. No podemos olvidar que la música es un lenguaje más universal que cualquier otro idioma. Recuerdo hace unos años, por ejemplo, el fenómeno Gangnam Style, que hizo que todo el mundo se pusiera a cantar en coreano. Y si por algo se caracteriza Eurovisión es por ser una fiesta de las lenguas y las culturas. Es una buena plataforma para que canciones en cualquier lengua se disfruten y se bailen en todos los sitios de Europa. Así que estamos en el formato ideal para que una canción en catalán triunfe.

- Ya, pero... ¿está España preparada para estar representada en Eurovisión con una canción en catalán?

- No lo sé, yo lo espero. Te puedo asegurar que el recibimiento que hemos tenido estos días está siendo muy bonito. La gente piensa que después de muchos años es muy guay que haya una propuesta en catalán. Fue siempre nuestra ilusión y esperamos que a la gente le guste. Que más allá de la lengua se perciba el cariño, el trabajo y las ganas de emocionar la gente… Toda propuesta tiene que ser bienvenida.

- Yo lo digo porque la actual situación política y social en Cataluña ha contaminado cualquier debate sobre la lengua. ¿Qué crees que pasaría si vosotros finalmente ganáis el Benidorm Fest? ¿Qué dirían partidos como, por ejemplo, Vox?

- No tengo ni idea. Cuando te presentas a un festival como este, sabes que hagas lo que hagas tienes una cuota de hate asegurada. Seguro que habrá gente a la que le guste y a quien no. Nosotros somos fieles a lo que hacemos y eso nunca nos va a frenar. Vamos a defender nuestra canción.

- ¿Consideráis que las lenguas cooficiales están suficientemente representadas en nuestra industria musical?

- En Cataluña hay una industria que funciona por sí misma y los artistas tienen un recorrido de conciertos, festivales o fiestas que es bastante sólido. Y los que aquí triunfan también salen por España y funcionan muy bien. No sé si la representación es la que tiene que ser, pero sin duda la industria tiene su recorrido y su propio espacio.

- En el pasado ha habido artistas que han cantado en catalán por Andorra. Gisela, por ejemplo. ¿Vosotros os plantearíais la posibilidad de representar a otro país que no fuera España llevando un tema en catalán?

- No me había hecho esta pregunta antes, la verdad. No lo sé. No nos interesa tanto este tema, sino hacer nuestra música y este año estamos concentrados en esta canción.

- ¿Cómo valoráis a vuestros compañeros del Benidorm Fest? ¿Hay buena relación? Seguro que con alguno os iríais de cañas...

- (ríe) Es descarado el nivel de esta preselección. Ha sido muy bestia. Han escogido lo mejor de cada casa y va a ganar la propuesta que se adapte mejor a Eurovisión o quien sepa transmitir mejor su carisma.

- ¿Y las cañas?

- Bueno, yo ya conocía a Alfred de antes porque fuimos juntos al Taller de Músics de Barcelona. Y con Vicco hicimos una canción juntos en 2020. Con cualquiera de los dos me iría sin problemas.

- Alfred acabó siendo muy famoso gracias a OT. ¿Vosotros os habéis planteado alguna vez participar en un talent show?

- No se por qué pero nunca nos hemos animado a presentarnos. Pero el otro día en la gala de presentación de los candidatos al Benidorm Fest estábamos todos sentados en una bancada y parecía como una ‘gala 0’ de un talent. No me habría imaginado nunca en una cosa así y pensé: las vueltas que da la vida.

También te puede interesar...