El Canal de Suez sigue bloqueado por sexto día por el "Ever Given"

·2 min de lectura
Una imagen aérea del barco portacontenedores "Ever Given" encallado el 27 de marzo de 2021 en el Canal de Suez (Egipto)

Nuevas operaciones se preparaban este domingo para reflotar el "Ever Given", un gigantesco portacontenedores que bloquea por sexto día el Canal de Suez, una de las principales vías de navegación del mundo, pero una marea alta prevista por la tarde podría facilitar la tarea.

En una entrevista telefónica con una cadena de televisión egipcia el sábado por la noche, el almirante Osama Rabie, presidente de la Autoridad Egipcia del Canal de Suez (SCA), dijo que el barco se había "movido 30 grados a la derecha y a la izquierda" por primera vez.

"Es un buen indicador", dijo, en referencia a los esfuerzos para desbloquear el navío.

El buque, de 220.000 toneladas y 400 metros de eslora, lleva atascado desde el martes en la parte sur del Canal de Suez, a pocos kilómetros de la ciudad del mismo nombre, impidiendo cualquier tráfico en este vía que representa más del 10% del comercio marítimo internacional.

Como resultado, más de 300 barcos están atascados en ambos extremos del canal que une el mar Rojo con el mar Mediterráneo, dijo Rabie el sábado.

Cada día de bloqueo provoca importantes retrasos y costes a la industria, y los primeros efectos concretos se están notando: Siria dijo el sábado que había empezado a racionar la distribución de combustible por el retraso en la entrega de un cargamento de petróleo.

Las autoridades del canal subrayaron por su parte que Egipto pierde entre 12 y 14 millones de dólares por día de cierre, mientras que la revista especializada Lloyd's List estima que el portacontenedores bloquea cada día el equivalente a unos 8.100 millones de euros (9.500 millones de dólares) de mercancías.

Páginas web de tráfico marítimo como Vesselfinder y Marine Traffic seguían mostrando el domingo decenas de barcos que esperan en el Golfo de Suez, en la zona de espera en medio del canal o en la entrada del Mediterráneo, cerca de Puerto Saíd.

Además de los remolcadores, las dragas trabajan para aspirar la arena en la que está atascado el barco.

La marea alta que se espera el domingo por la tarde podría ayudar a los servicios técnicos de la SCA y a los expertos contratados por el operador del buque.

bur-emp/vg/pc/me