Canadá descarta represalia por bloqueo de cubrebocas de EEUU

ROB GILLIES
El primer ministro canadiense Justin Trudeau pronuncia un mensaje sobre la pandemia de COVID-19 desde la finca de Rideau Cottage en Ottawa, Ontario, el viernes 3 de abril de 2020. (Sean Kilpatrick/The Canadian Press vía AP)

TORONTO (AP) — Canadá no adoptará medidas de represalia ni punitivas contra Estados Unidos después que el gobierno del presidente Donald Trump anunciara que impediría la exportación de mascarillas protectoras N95, señaló el primer ministro Justin Trudeau el sábado.

Trump afirmó que bloquearía los envíos de cubrebocas desde Estados Unidos a fin de garantizar que estén disponibles en su país para utilizarlas durante la pandemia del nuevo coronavirus.

“Necesitamos las mascarillas. No queremos que otras personas las obtengan”, declaró Trump.

Trudeau aseveró que las autoridades canadienses sostienen conversaciones constructivas con las estadounidenses, y tiene previsto comunicarse con Trump en los próximos días. Indicó que le manifestará que ambos países están interrelacionados en una forma tal que les perjudicaría una interrupción en las cadenas de abastecimiento.

“No estamos considerando medidas de represalia ni medidas punitivas”, sostuvo Trudeau. “Sabemos que la cooperación está en el interés de nuestros países”.

El primer ministro destacó que Canadá envía guantes médicos y equipos de prueba a Estados Unidos, y añadió que los materiales para fabricar las máscaras N95 provienen de Canadá. Los trabajadores de salud en Canadá dependen de las máscaras, y personal canadiense de enfermería también cruza a diario el puente desde Windsor, Ontario, para trabajar en el sistema médico de Detroit, afirmó.

Según la gigante manufacturera 3M, la privación de las máscaras N95 a los trabajadores de salud en Canadá y América Latina tiene implicaciones humanitarias importantes, donde esa empresa es abastecedor crítico de respiradores.

“Ellos pueden vender a otras partes, pero deberían cuidar nuestro país”, dijo Trump. “3M no ha tratado bien a nuestro país. Y si lo hacen, fabuloso. Si no lo hacen, tendrán que pagar un alto precio”.

La compañía ha argüido que bloquear las exportaciones tendrá “importantes implicaciones humanitarias” en el exterior y causará que otros países adopten represalias reteniendo suministros médicos muy necesarios para Estados Unidos.