Campo da por cerrado el acuerdo con el PP para renovar el CGPJ a falta de anunciarlo

Javier Portillo
·Redactor de Política de 'El HuffPost'
·2 min de lectura
El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, el pasado 24 de noviembre en Moncloa. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, el pasado 24 de noviembre en Moncloa. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El ministro de Justicia, el socialista Juan Carlos Campo, ha dado este lunes por cerrado un acuerdo con el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de Gobierno de los jueces, a falta de que este pacto se “exteriorice” y se haga público.

Campo ha destacado que “solo falta hacer público” el acuerdo de renovación y que, aunque desconoce el mecanismo para hacerlo, a él no le importaría que fuera con un rueda de prensa o de cualquier otro modo que eligiese el PP.

“Es poco lo que nos separa y mucho lo que nos une”, ha añadido el titular de Justicia, tras subrayar algunas cuestiones que incluyen el mecanismo de la renovación del órgano de Gobierno de los jueces, como dotar de mayor peso a la carrera judicial en la designación de vocales o la obligatoriedad de que un magistrado del Supremo no sea designado con menos de trece votos del consejo.

“No hay nadie que tenga el carné de autenticidad”, ha dejado claro Campo, quien cree que no es legítimo vetar a nadie como vocal. El ministro ha dicho que la propuesta del Ejecutivo de modificación en el sistema de elección está congelada y no retirada como solicita el PP, al que ha dicho que “no tiene sentido engancharse a clavos ardiendo”.

Una renovación congelada en el tiempo

La renovación del CGPJ es una cuestión pendiente que atañe a los principales partidos desde que el mandato de cinco años que pauta la Constitución terminara hace dos años. Desde entonces, el órgano de Gobierno de los jueces está en funciones.

El PP se ha beneficiado de la mayoría conservadora que alumbró el CGPJ, resultado de la correlación de fuerzas en el Congreso del año 2011. Aún no se ha adaptado a una composición que debería ser, en principio, pro...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.