La campaña rusa en Ucrania entra en una nueva fase tras la entrega de Jersón

La campaña militar rusa en Ucrania ha entrado en una nueva fase con el repliegue del Ejército ruso del norte de la región de Jersón, su mayor derrota desde que en febrero pasado irrumpió en el territorio ucraniano y que Kiev considera solo un anticipo del descalabro de los planes de Moscú.

“Política y psicológicamente Rusia aún no está preparada para negociaciones de verdad y para la retirada de las tropas. Pero esto ocurrirá”, ha escrito este domingo en Twitter el asesor de la Presidencia de Ucrania Mykhailo Podolyak.

En su opinión, esto se producirá “inmediatamente después de la liberación de Donetsk y Lugansk”, ya que en Rusia “se hunde rápidamente el apoyo a la guerra” y “desde el oligarca hasta el zapatero” empiezan a pensar que “es hora de ponerle fin”.

¿Negociaciones en el segundo semestre de 2023?

El jefe del grupo parlamentario de Servidor del Pueblo, el partido gobernante en Ucrania, David Arakhamia, considera que se podrá hablar de negociaciones con Moscú en el segundo semestre del próximo año, cuando comiencen las campañas electorales presidencial en Estados Unido y Rusia.

“No creo que (el presidente ruso Vladímir) Putin consiga logros militares y por eso opino que intentarán mostrarle algo a su pueblo en el frente diplomático”, dijo Arakhamia en el telemaratón informativo sobre la marcha de guerra.

Subrayó que Rusia nuevamente plantea el tema de las negociaciones porque “tiene problemas con el armamento y necesita tiempo para fortalecer sus posiciones”, y añadió: “No le daremos ese tiempo”.

Arakhamia recordó que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha puesto cuatro condiciones inamovibles para negociar con Rusia: restablecimiento de la integridad territorial, pago de reparaciones por los daños causado al país, castigo a todos los criminales de guerra y garantía de que no se repetirá la agresión.

Campaña invernal

Entretanto, expertos militares tanto rusos y ucranianos como de otros países analizan la posible marcha de la campaña con la llegada de invierno.

En sur, en la región de Jersón, se espera una estabilización del frente a lo largo del río Dniéper, con la fuerzas ucranianas en la ribera derecha y las rusas en la opuesta, intercambiando fuego de artillería

El general estadounidense retirado y excomandante en jefe de las fuerzas de Estados Unidos en Europa Ben Hodges escribió en Twitter que desde la zona de la ciudad de Jersón el Ejército ucraniano puede castigar con misiles HIMARS, de alta precisión, los accesos la península de Crimea, lo que debilitará la defensas rusas.

“El ‘ala izquierda’ de la contraofensiva (ucraniana) toma Mariúpol y Melitópol en enero. Entonces comienza la fase decisiva de la campaña... la liberación de Crimea”, pronosticó el militar, que dio por sentado que el Ejército ucraniano continuará su ofensiva durante el invierno.

Y es que en caso de que las tropas ucranianas recuperen el control de esas dos ciudades Rusia perdería el corredor terrestre hacia Crimea que abrió nada más comenzar su “operación militar especial” en Ucrania.

Rusia fortalece defensa y concentra sus ataques en el este

Tras replegarse en la región de Jersón a la margen izquierda de Dniéper, el Ejército ruso concentra sus esfuerzos, a juzgar por la imágenes difundidas en la redes sociales, en crear una línea defensiva para frenar un eventual avance ucraniano hacia la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014.

Al mismo tiempo las tropas rusas han redoblado sus ataques en el frente oriental, principalmente en denominada república popular de Donetsk.

“Es simplemente un infierno. Allí diariamente hay combates extraordinariamente encarnizados. Nuestras unidades se defienden valerosamente, resisten la terrible presión de los ocupantes y mantienen nuestras líneas defensivas”, dijo anoche Zelenski en un mensaje a la nación difundido en las redes sociales.

Según el mandatario, gracias a la solidez de la defensa en esa zona el Ejército ucraniano ha podido efectuar operaciones en otros frentes.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha informado este domingo de combates exitosos en los frentes de Donestk y Lugansk, en el este de Ucrania, en el curso de los cuales las tropas rusas se hicieron con el control de la localidad de Mayorsk.

“En la dirección de Donetsk como resultado de acciones ofensivas exitosas las tropas rusas liberaron completamente la localidad de Mayorsk”, dijo el portavoz de Defensa, general Ígor Konashénkov

El militar destacó que gracias al fuego de artillería y a la aviación las fuerzas rusas consiguieron repeler en dos ocasiones ataques de las tropas enemigas en el sector de Kupyansk, en Lugansk, donde les infligieron hasta 110 bajas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR