La campaña presidencial colombiana se fija en las regiones y en las fronteras

·4 min de lectura

Cúcuta (Colombia), 13 may (EFE).- La campaña por la Presidencia de Colombia se enfocó este viernes en las regiones y en las zonas fronterizas, las grandes olvidadas del país y golpeadas por la violencia del conflicto armado, que recibieron las visitas de los candidatos con promesas de desarrollo.

Dos de los principales candidatos, Federico "Fico" Gutiérrez, de la coalición de derechas Equipo por Colombia, y Sergio Fajardo, de la Centro Esperanza, coincidieron en Cúcuta, principal paso fronterizo con Venezuela y capital del departamento de Norte de Santander, donde hace una semana también estuvo el primero en las encuestas de intención de voto, el izquierdista Gustavo Petro, del Pacto Histórico.

En la Plaza de la Bandera, ubicada junto al estadio de fútbol General Santander, "Fico" Gutiérrez prometió que si gana la Presidencia, el mismo día de su investidura comenzará las gestiones para reabrir la frontera con Venezuela, cerrada al paso de vehículos desde agosto de 2015 por orden del presidente de ese país, Nicolás Maduro.

"Quiero anunciar que desde el 7 de agosto, desde el primer momento en que nos posesionemos como presidente de Colombia (...) entraremos en una discusión para que haya una apertura económica de la frontera, del paso vehicular, y que eso ayude a las familias de Norte de Santander a recuperar los empleos y las oportunidades", manifestó.

DINÁMICA COMERCIAL

Cúcuta es una ciudad que siempre ha vivido del comercio con Venezuela y su economía ha sido fuertemente castigada por el cierre de la frontera, agravado por la ruptura de relaciones entre los dos países ordenada por Maduro el 23 de febrero de 2019 luego del intento del opositor Juan Guaidó de entrar a la cabeza de una caravana humanitaria.

Sin embargo, el Gobierno del presidente Iván Duque, enfrentado ideológicamente con Maduro, ha mantenido una política de distanciamiento con Venezuela con el argumento de que en ese país gobierna una dictadura.

"Esto (abrir las fronteras) en ningún momento significa el reconocimiento de una dictadura como la de Nicolás Maduro en Venezuela", dijo hoy Gutiérrez, quien subrayó que dar ese paso "es una forma de aliviar la crisis humanitaria" entre los dos países.

El candidato señaló que la de Norte de Santander con el estado venezolano del Táchira "era la frontera más importante en términos económicos y sociales, pero por culpa de la pérdida de la democracia, que es lo que no le puede pasar a Colombia, ya vieron lo que terminó pasando".

DEMOCRACIA Y BIENESTAR

"Una vez que las democracias se van no retornan y aquí sí que conocen esa experiencia", añadió en referencia a la llegada a la ciudad de decenas de miles de venezolanos que buscan una mejor vida fuera de su país.

Gutiérrez, que fue alcalde de Medellín, la segunda ciudad de Colombia, y se define a sí mismo como "un montañero", prometió a los cucuteños: "Vamos a trabajar juntos desde las regiones, desde lo que nos representa".

En ese sentido afirmó que la región del Catatumbo, también en Norte de Santander, y que es foco de permanente conflicto por las acciones de grupos guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes, recibirá una atención de su gobierno si resulta elegido presidente.

"Al Catatumbo tiene que llegar el Estado y tiene que llegar el progreso social", aseguró "Fico" Gutiérrez, quien explicó que la respuesta del Gobierno a los problemas de orden público de esa región no debe se solo militar sino que debe tener en cuenta las necesidades de la gente.

PROPUESTAS DE FAJARDO

Más temprano también visitó la capital de Norte de Santander el centrista Fajardo, quien prometió igualmente que, en caso de ser elegido, volverá los ojos a ese departamento y en especial al Catatumbo.

Fajardo, aficionado al ciclismo, recorrió en bicicleta 20 kilómetros junto a unos cien deportistas, desde el barrio Pinar del Río hasta el corregimiento de La Garita, en el municipio Los Patios, que hace parte del área metropolitana de Cúcuta.

"Empleo, paz y seguridad, estas tres palabras articuladas sacarán a Norte de Santander del problema en el que está", aseguró en una rueda de prensa Fajardo, quien lamentó el hecho de que "el Catatumbo es una región olvidada, usada por la politiquería".

Fajardo también resaltó la necesidad de reabrir los puentes internacionales que conectan a Colombia con Venezuela, países que comparten una frontera de 2.219 kilómetros, gran parte de ellos selváticos y dominados por grupos armados ilegales.

Las encuestas de intención de voto para las elecciones del 29 de mayo sitúan en primer lugar al izquierdista Petro, con "Fico" Gutiérrez en segundo, el populista independiente Rodolfo Hernández en tercero y Fajardo en cuarto, pero es altamente probable que sea necesaria una segunda vuelta entre los dos primeros, que se disputaría el 19 de junio.

Petro, que tenía previsto visitar hoy otro departamento fronterizo, el de Putumayo, limítrofe con Ecuador, tuvo que guardar reposo debido a una "indisposición alimentaria", pero envió a esa región, igualmente golpeada por la violencia del conflicto armado y el narcotráfico, a miembros de su equipo de campaña para reunirse con sus seguidores.

Geraldine García

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente